Manifestaciones del más allá y amor paranormal

CÁDIZDIRECTO.- A veces lo paranormal va unido, por desgracia, a una tragedia, sin conocer bien los mecanismos que provocan un fenómeno de este tipo si es cierto que la capacidad de sorpresa del ser humano es cada vez mayor, sobre todo si ese fenómeno lo toca de forma directa y personal.

De vez en cuando me gusta dejar que sean los testigos los que hablen, los que manifiesten su sentir en torno a un hecho que han vivido, que sean ellos los narradores de su experiencia más que una reinterpretación del periodista, del investigador, y son ellos los que tienen la llave del testimonio ya que, al fin y al cabo, el testimonio es suyo.

Así Miguel, estremecido aún, agarrándome con fuerza la mano, me decía: “mi hermana Desire era una niña inquieta y le encantaban los temas extraños y paranormales, siempre estaba de broma con sustos y demás cosas de ese tipo. El día que dejó de estar con nosotros, justo dos horas antes de dejarnos, nos escribió una carta a mi madre y a mi, nos decía lo mucho que nos quería y lo mucho que nos iba a echar de menos pues se iba a buscar trabajo fuera de España. Mi hermana nos dejó la carta encima de la mesita de noche de su cuarto y en ella nos decía que todos los días nos diría que nos quería allá donde la vida la llevara. Pero al salir de casa aquel maldito día la atropelló un coche y la mató en el acto. Nos dejó destrozados”. Las emociones de Miguel afloran a sus ojos, es normal tras fallecer un familiar tan cercano.

Pero su historia no finaliza aún pues “lo cierto es que no ha dejado ni un solo día de decirnos que nos quiere, pues al ducharnos tanto a mi madre como a mi se nos aparece en el espejo por el vaho de la ducha un corazón y un símbolo de infinito hechos por unos manos que ya no son de este mundo“.

La sorpresa de la familia es mayúscula dado que se afanan en limpiar el espejo y saber que nadie ha dejado ese corazón con anterioridad, sin embargo el vapor hace su trabajo y las manos invisibles la suya, la magia del amor, aunque venga de otro mundo. “Mi hermana Desire aun sigue entre nosotros”.