Aparición mariana en Benalup

apariciones-marianas
Es siempre complicado analizar y estudiar una aparición presuntamente mariana por los valores subjetivos

 

CÁDIZDIRECTO/José Manuel García Bautista.- Es siempre complicado analizar y estudiar una aparición presuntamente mariana por los valores subjetivos que entran y que pueden llegar a sugestionar o viciar todo relato, consciente o inconscientemente.

Andalucía siempre ha sido una tierra creyente, fervorosa, mariana y seguidora de milagros e imágenes a la que, piadosamente, se le guarda culto.

Una de esas poblaciones creyentes es la localidad gaditana de Benalup que en el año 1986 vio cómo iba a “revivir” su particular Lourdes francés, si bien en esta ocasión no iba a ser Bernardette Soubirous y si Antonia Pérez Salcedo, nuestra particular visionaria.

Así Antonia aseguró que la Virgen de Lourdes se le había aparecido en una higuera, concretamente bajo ella. Nada más saberse la noticia los creyentes comenzaron a acudir a aquel mismo lugar y a tomar las hojas de la higuera como particular recuerdo “sagrado” de la presencia de la Virgen María en su tierra.

Pronto comenzaron las peregrinaciones a la higuera de Benalup, cifrándose en hasta 25.000 personas para ser testigos, y dar testimonios, de los contactos marianos de Antonia Pérez Salcedo.

Radio Vejer, medio de comunicación de la zona, se interesó por estas apariciones y acudió con la intención de retransmitir en directo una de estas apariciones. Pero el intento fue en vano pese a que la visionaria dijo que la Virgen María se le había aparecido.

Según Antonia: “una nube se me ha aparecido y me ha dicho que no necesitamos construir una ermita aquí, sólo con una ofrenda de flores quedará satisfecha”.

Antonia Pérez además afirmó que las apariciones se producían siempre de noche, sobre las 22:45 h., tras la primera “aparición” pidió que se rezara el rosario durante siete días.

Sobre estas mismas apariciones escribió el popular periodista Antonio Burgos en ABC en su columna “El recuadro”, en la misma decía: “no es que yo sea descreído, ni que ande con tantos miramientos en materia de apariciones como la jerarquía eclesiástica, pero no me creo el milagro de Benalup de Sidonia. Lo que le pasa a esta señora es que cuando era chica de muchas veces al cine de verano a ver “El milagro de Fátima”, que lo daban en sesión fémina”.

Benalup es una localidad donde, tradicionalmente, ha estado unida a avistamientos de OVNIs, a juegos “de la copa” y otros fenómenos inexplicados, pero esta “aparición mariana” era un fenómeno que traspasaba todo lo vivido.
Para unos fue un fraude flagrante, para otros un trastorno de Antonia Pérez y para otras una realidad, sea como fuera en 1986 se vivió esta particular Lourdes gaditanos en esta bella localidad.