Apariciones fantasmales en los Jardines ‘El Altillo’ de Jerez

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Hablar de la localidad gaditana de Jerez de la Frontera es hablar de Historia y leyendas. Dentro de su tradición nos encontramos un lugar que está encantado, un lugar donde suceden fenómenos inexplicables que llenan de asombro a los testigos.

Si uno de los puntos marcados por el misterio es el Museo Arqueológico, otro lugar que no podemos dejar de visitar son los Jardines El Altillo, allí se habla que se aparecen siete niñas que tienen encantado tan florido lugar. Los fenómenos que se viven son diversos: pasos en la oscuridad, risas infantiles quien proceden de la nada, descensos bruscos de temperatura… Atenderían a la historia de unas chicas que fueron educadas en un ambiente victoriano, teniendo como institutriz a una dictadora que evitaba cualquier comportamiento que desprendiera cariño. Allí se habrían quedado los espectros vagando por toda la eternidad en busca del amor que no pudieron expresar.

Investigando sobre todo ello Javier Ferrer se desplazó a los jardines para hacer unas pruebas psicofónicas, en la tranquilidad del paraje pudo recoger como había unas inclusiones sonoras que parecían niños jugando. El problema fue: “a la hora que estuve allí, invierno, no había nadie en el lugar, me aseguré de estar solo y comprobé como, sin embargo, se habían registrado esas voces tan impresionantes”.

Pero no fue lo único que registró nuestro amigo pues también parecía apreciarse una voz que decía “¡Ayuda!”, igualmente en tono infantil. El investigador desconocía la razón por la que esa voz pedía ayuda pero la relaciona con el pasado del los jardines, cuando era una casa señorial, la casa de ‘El Altillo’ o finca con el mismo nombre, donde vivían siete niñas bajo la férrea vigilancia de una severa institutriz británica llamada Mary Agnes Byrne. Pero puede que esto no sea más que una de otras tantas opciones para explicar dicho fenómeno.

Tal vez sea sólo los ecos de un pasado triste que hoy parece revelarse desde el ‘otro lado’.