Archivado el expediente abierto al alcalde por un incidente durante un partido de fútbol en el estadio Carranza

Foto: As

CÁDIZDIRECTO. – El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, ha informado al alcalde de Cádiz, José María González, del sobreseimiento y archivo del expediente sancionador abierto en su día a propuesta de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, por unos hechos denunciados en su día en el transcurso del partido de fútbol Cádiz-Ferrol celebrado el 21 de mayo de 2016 en el Estadio Carranza.

En un comunicado, la subdelegación ha explicado que dicha información sobre la resolución de archivo se la ha trasladado Muñoz telefónicamente al alcalde para que la conociese de primera mano.

Del sobreseimiento y archivo firmado por el subdelegado se le ha dado traslado al representante legal del alcalde gaditano en este procedimiento.

En la resolución se especifica que, una vez analizadas las alegaciones que presentó a la propuesta de sanción, “ha quedado acreditado que los hechos imputables no son encuadrables en el tipo sancionador en el que se fundamentaba la referida propuesta de la Comisión Estatal y por la cual la Subdelegación del Gobierno abrió el expediente que se archiva”. La propuesta del comité consistía en una sanción económica por valor de 1.500 euros.

Cabe recordar que los hechos se remontan al mes de mayo de 2016, cuando el Estadio Ramón de Carranza acogió el primer partido de la liguilla de play-off para el ascenso a Segunda División entre el Cádiz C.F. y el Racing de Ferrol.

La Unión Federal de la Policía (UFP) acusó al alcalde de tener una “actitud chulesca” al intentar mediar ante la expulsión de un aficionado por parte del operativo policial que se encontraba en el interior del estadio.

González señaló en su día que el ejercicio de su labor de alcalde incluía también “el papel de mediador en todos los conflictos”, dándose la circunstancia de que se produjo uno “a pocos metros” de donde él se encontraba viendo el partido en fondo sur.

Por ello, explicó en su momento que lo que hizo fue “acercarse” e “interesarse” por lo que había ocurrido y quiso dejar claro que “no conocía a ninguna de las personas implicadas” y que “lo hubiera hecho con cualquier ciudadano”.

El alcalde subrayó que lo que hizo fue “mediación, propiciar el diálogo” y “acercar a la mismísima puerta del estadio” a la persona que había sido expulsada por la Policía Nacional.