Captan la imagen del fantasma de un piloto de la Segunda Guerra Mundial en una base de la RAF

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Cuando se pierde la vida en el campo de batalla dicen que el lugar queda marcado, impregnado -según los parapsicólogos- de toda esa energía vital que, de alguna forma, podría seguir teniendo reminiscencias en el mismo en forma de manifestación sobrenatural.

La Segunda Guerra Mundial fue especialmente trágica y cruda, se cobró casi 60 millones de víctimas, aunque las cifras apuntan a que podría llegar a los 100 millones. Es en lugares como campos de exterminio, silos de misiles, viejos bunkers, nidos de ametralladoras, fortalezas nazis o aeródromos sin uso donde se narran historias de encuentros con lo imposible, con lo inexplicable. Personas que afirman haber visto a soldados ataviados con uniforme de la Guerra o hechos insólitos que dejan perpleja hasta a la más racional de las personas.

Serían los aparecidos pertenecientes a otra época, más allá de la vida. aún en actitud de lucha… Precisamente lo que habría captado con su cámara un fotógrafo galés que se encuentra convencido de haber fotografiado al “fantasma” de un piloto de la Segunda Guerra Mundial.

La instantánea fue tomada en una antigua base abandonada de la Real Fuerza Aérea Británica (RAF) por Dean Simons, de 31 años, que es aficionado a visitar lugares que habrían tenido incidencia o participación en los conflictos bélicos con el objetivo de documentarlos y relatar su función en la Segunda Guerra Mundial.

La base en cuestión es la RAF Llandow, cercana a la aldea de Llandow, Vale of Glamorgan, Gales del Sur (Reino Unido) y fue al revisar las mismas cuando pudo ver, junto a un amigo, una cara pálida que estaba mirando directamente hacia la cámara. En el lugar no había nadie más, de eso tienen la completa seguridad, y piensan que se trataba del fantasma de un piloto de la Segunda Guerra Mundial.

En esas mismas instalaciones de produjo un accidente aéreo el 10 de julio de 1941, falleció en el mismo el sargento Marion Arthur Plomteaux. Dean dijo: “Nunca regresaría al sitio, aunque me pagaran, realmente creo que lo que fotografié no era bueno y no nos quería allí porque esa cara blanca pálida y su cabello negro lo recordaré para siempre”.

En la imagen puede verse la presencia justo a la entrada del bunker en la que se puede ver “bien” un rostro con los ojos, nariz, orejas y pelo oscuro. No parece haber nada en el entorno que se preste a confusiones o pareidolias.

En las redes sociales ha creado controversia entre los que se posicionan a favor o en contra, en cualquier caso no deja de ser una imagen curiosa digna de ser estudiada.