Casos en los que nunca se debe tomar ibuprofeno

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Hay determinadas medicinas que son consideradas como “de amplio espectro” y casi que son recetadas para todo, una de ellas, un medicamento recurrente, es el ibuprofeno. Para combatir el malestar, los dolores, para muchos usos es eficaz pero debe ser siempre administrado bajo la supervisión médica.

Jamás se deben tomar dosis que superen los 2.400 mg diarios siendo el envase más extendido el de 600 mg. y es vía receta médica siendo, en muchas ocasiones, excesiva esa dosis para la dolencia que se tiene. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) informaba de la facilidad que hay para conseguir este envase sin recete: “resulta aún más grave comprobar que solo en dos farmacias de las visitadas preguntaron para quién era el medicamento y que en ninguna de ellas se preocuparon de conocer los antecedentes médicos del paciente”.

La automedicación sigue siendo un mal endémico que muchos usuarios practican y que debe ser tomada con calma pues hay mezclas de fármacos que no deben producirse como el del ibuprofeno con anticoagulantes orales pues el mayor el riesgo de sufrir infartos y mayores posibilidades de sangrado. Combinado con meloxican, naproxeno, diclofenaco o ketorolac se aumentan las posibilidades de sufrir un ictus isquémico, el grado del ictus hemorrágico es parecido.

Por ello no es conveniente tomar ibuprofeno si se está siendo medicado -para no mezclar- con:

– Pacientes con problemas cardiovasculares, puede subir la posibilidad de infartos e ictus.

– Mujeres que se encuentran en el primer o segundo trimestre del embarazo.

– Pacientes con dolencias y enfermedades de hígado o riñón.

– Todos los que han padecido de úlcera.