¿Misteriosos ‘chemtrails’ o estelas de condensación sobre Cádiz?

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Es controvertido el tema de los llamados “chemtrails”, las estelas “químicas” que según los partidarios de las conspiraciones estarían vertiendo en nuestra atmósfera desde aviones con el fin de controlar, con productos químicos, a la población. Eso indican aquellos que creen que estos aviones estarían controlados por las autoridades y el propósito, aparte del ya indicado, sería también el de controlar a la ciudadanía, esterilizar o propagar enfermedades.

Pero los más razonable es pensar que realmente sólo se trata de estelas de condensación que dejan los aviones a su paso, así lo creen los científicos que niegan cualquier conspiración global contra el ser humano -puesto que es un fenómeno que se da en todo el mundo-.

En nuestra provincia también se han registrado estas curiosas estelas de condensación o “chemtrails” y son muchas las personas que desde lugares tan dispares como Cádiz, Sanlúcar de Barrameda, Tarifa o Jerez han afirmado -e incluso fotografiado o grabado en vídeo- estelas sobre sus cielos.

La más reciente en la pasada semana cuando sobre Cádiz pudo verse estelas de este tipo. El testigo, Manuel Rubio, indicaba: “Era muy curiosa porque no había visto ningún avión previamente pero allí apareció. Pensé que sería el rastro de algún avión de Jerez pero la verdad es que tardó tiempo en quitarse”.

En Sanlúcar de Barrameda también se pudieron ver este tipo de formaciones que siempre, de forma racional, son achacadas a la condensación del vapor de agua que dejan a su paso los aviones. El 1 de marzo de 2009 se captó un fenómeno de “chemtrails” en esta misma localidad, el vídeo fue grabado y subido a internet donde se aprecian las estelas en el cielo. En la descripción del mismo se puede leer este fragmento: “enormes estelas químicas en el cielo Sanlúcar (Cádiz, España). Los Chemtrails son hechos por los aviones para fumigar a las personas con metales pesados (química) y enfermedades . Se puede ver a la perfección las líneas de nubes y entenderá que no son nubes”.

Existe una gran cantidad de personas partidarias de la idea de una conspiración global de los gobiernos contra el ser humano, incluso en Cádiz podemos tener ejemplos de ello con seguidores de este fenómeno que cuelgan sus grabaciones en la plataforma Youtube con todo tipo de comentarios.

Por contra hay científicos que han encontrado otros elementos, más allá de vapor de agua, que -supuestamente- habrían dejado los “chemtrails”, se trata de “altos niveles de bario atmosférico en una zona remota que habitualmente tiene niveles bajos de bario en el suelo”, aunque el nombre del científico no ha trascendido.

Respecto al tema de los “chemtrails” hay una red de vigilancia de los cielos que se encarga de denunciar en las redes la aparición de este tipo de estelas en el cielo.

Recientemente, por contra, los investigadores Christine Shearer y Steven J. Davis, manifestaban: “no existían estudios revisados por otros investigadores que analizaran las afirmaciones de los defensores de la teoría del programa secreto. Ahora ya existe y el resultado puede ayudar a reducir los errores de percepción pública y la incertidumbre. Nuestro objetivo no es convencer a los que ya están empeñados en que existe un programa secreto de dispersión de productos químicos a gran escala.Más bien pretendemos establecer una fuente de ciencia objetiva que pueda alimentar el discurso público”.

“No esperemos hacer cambiar de idea a los convencidos a muerte de que su querido programa de fumigación secreta no es más que una fantasía paranoica” afirmaba Ken Calderira, del Instituto Carnegie para la Ciencia.

Las estelas de los aviones es agua condensada, los restos de la combustión del queroseno sale por el motor del avión, de la nave, a una temperatura muy elevada, en el exterior esta es menor, esa diferencia provoca la condensación del agua presente en la mezcla que expulsa el avión, dando origen a la estela que se puede apreciar en el cielo. Su duración y permanencia dependerá de la altitud, temperatura, humedad y nubes, formándose a partir de 10 killómetros de altura a -50 grados. Ese es la explicación, para los científicos, de los llamados “chemtrails”.

La polémica está servida: ¿Dispersión de productos químicos nocivos en la atmósfera o simple vapor de agua por condensación? El mal, lo dañino, no distingue a entre víctimas o verdugos, todos respiramos el mismo aire y comemos lo que nos da la Tierra, todos estarían envenenados, ahí la principal incongruencia de esta “teoría de la conspiración”.