¿Cómo eran los dentistas de hace 14.000 años?

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- ¿Le da miedo ir al dentista? ¿Le impone eso de sentarse en el sillón de una consulta? Si la respuesta es SI no quiero que se imagine lo que era eso mismo pero hace más de 10.000 años.

Existían “dentistas” en la Prehistoria y así se deriva de las herramientas encontradas -de piedra- o los restos de mandíbulas con orificios u operadas como dientes que muestran el trabajo esmerado que se hizo en ellos para el tiempo que les tocó vivir.

Los hábitos alimenticios hicieron que cambiara también el tipo de cuidados de la boca, así la caries -que hasta entonces era poco común- aparece y con ellas los problemas dentales. El paso del nomadismo al sedentarismo hizo que se diera un salto cualitativo y cuantitativo en este sentido pues se añadió azúcares a la dieta.

El empaste que se hace hoy a las muelas no es algo actual sino que habría que remontarse al Paleolítico con evidencias que son muy impactantes tales como calaveras las cuales, con más de 9.000 años de antigüedad, muestran marcas en los dientes, marcas alrededor del diente de un agujero hecho intencionadamente y vaciado a un propósito higiénico.

Cómo herramientas se empleaban objetos de piedra punzantes, pequeñas hachas, demasiado pequeñas para cortar piezas grandes con comodidad, los microlitos. con una datación de entre 11.000 y 9.000 años de antigüedad. La muestra más antigua de ello la encontramos en una calavera de 14.000 años con presencia de microlitos usados sobre los dientes infectados y caries. Dientes que fueron horadados y vaciados por los “dentistas” prehistóricos.

Estos dentistas prehistóricos eran ciertamente hábiles y conocían lo que debían de hacer tal como limpiar una caries, eliminar el tejido dañado, la infección, rellenar el hueco o la extracción de la pieza dental que era doloroso. Las herramientas halladas indican que era empleadas para este propósito y estaban fabricadas en piedra, en sílex; como anestésicos se utilizaba el aceite de clavo, por ejemplo y como uno de ellos. Los rellenos podían ser de una argamasa especial o de cera de abeja.

El índice de caries y dientes podridos con el paso del nomadismo al sedentarismo creció de afectar al 5% de las personas al 80%, la explicación es la dieta, más rica en hidratos de carbono (azúcares). El “actor” principal de los dientes “picados” o podridos es “Streptococcus Mutans”, que toma los azúcares produciendo ácido láctico. que desgasta el esmalte hasta llegar a la dentina, esto provoca huecos muy pequeños y otras bacterias pueden afectar a la pulpa dental originando las infecciones.