Conspiración para matar a Lady Di

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Era, sin dudas, una de las personas más queridas por el pueblo británico. Un modelo de discreción y de ayuda a los demás que vivió sus peores momentos cuando se “aireó” la relación sentimental que vivía su esposo, el príncipe Carlos de Inglaterra, con su amante –hoy su esposa- Camila Parker Bowles y aquellas conversaciones en la que él le decía que “quería ser su tampax” entre otros incalificables.

Lady Diana, o Diana de Gales, nació el 1 de julio de 1961 en una aristocrática familia en Park House, Sandringham, en Norfolk, Inglaterra. Su nombre real, de soltera, era Diana Frances Spencer. Tuvo cuatro hermanos: Sara, Jane, John (fallecido) y Charles y se dice que después de un difícil divorcio su padre consiguió la custodia de la joven y de su hermano. Su madrastra de Diana, Raine, era la hija de la afamada novelista, Barbara Cartland.

Lady Diana y el príncipe Carlos se comprometieron en matrimonio el 24 de febrero de 1981.El 29 de julio de 1981, Diana y el príncipe Carlos se casaron en una boda que se transmitió a gran parte del mundo.

Durante su matrimonio con el príncipe Carlos de Gales, heredero de la Corona Británica, tuvo dos hijos, los príncipes Guillermo de Cambridge y Enrique de Gales. Once años después, el 9 de diciembre de 1992, Diana y Carlos se separaron uno del otro, situación que perduró hasta el divorcio oficial, el 28 de agosto de 1996.

Después de su divorcio, Diana, se dio al trabajo humanitario para la Cruz Roja, convirtiéndose en una gran activista alrededor del mundo en contra de las minas terrestres.

Entre sus más conocidas amistades se encontraban personajes del renombre de Gianni Versace, George Michael, Michael Barrymore y Elton John.

La princesa Diana admiraba especialmente la labor de la Madre Teresa de Calcuta a la que solía visitar en sus numerosos viajes a la zona de India.

Su muerte se produjo un 31 de agosto de 1997 cuando el automóvil en el que viajaba (un potente Mercedes-Benz) colisionó contra una de las recias columnas del paso subterráneo del llamado “Puente de Almas”, el Pont D’Alma en París.

La princesa no llevaba el cinturón de seguridad puesto y su muerte fue casi inmediata. Su funeral fue televisado a aproximadamente 2500 millones de personas en 60 países del mundo, pero su muerte, junto con la de su novio –que también viajaba en el vehículo que conducía un chófer- está aún envuelta en las brumas de la polémica a la que llega la teoría de la conspiración…

En el momento de su muerte Diana tenía 36 años y estaba relacionada sentimentalmente con el multimillonario árabe Dody al Fayed. La teoría de la conspiración nos habla que podría haber sido asesinada por la Familia Real Británica, ya que no iban a permitir que la madre del futuro rey de Inglaterra estuviera casada con un árabe o que diera al rey un hermanastro árabe… La Familia Real Británica lo calificó como “un accidente lamentable”, aunque para la opinión pública los únicos que salían ganando con la desaparición de la joven princesa era la monarquía británica…

Pero… ¿Qué hechos respaldan tales afirmaciones?

1º.- El único sobreviviente del accidente dice no recordar nada, una repentina amnesia borró cualquier recuerdo de aquel momento.

2º.- En el túnel donde sucedió el accidente había cámaras de seguridad funcionando todas las horas del día, misteriosamente el día del accidente no funcionaban ninguna…

3º.- El Fiat blanco con el que se chocó el Mercedes Benz donde viajaba la princesa desapareció misteriosamente.

4º.- Hay testigos que afirmaron, y declararon, haber escuchado una explosión minutos antes del accidente, diferenciando perfectamente el sonido de un accidente e impacto de un auto contra un muro o columna de una explosión. ¿Por qué se eliminaron estos testimonios?

5º.- La policía declaró que el conductor del mercedes se encontraba en estado de ebriedad lo cual fue desmentido posteriormente.

6º.- La misma Diana dejó una carta a su mayordomo donde le hacía saber su miedo a ser asesinada por el Príncipe Carlos.
Tras la investigación de la gendarmería francesa y los servicios secretos británicos (el MI5 y el MI6) se llegó a la conclusión que tanto Lady Di como Dody Al Fayed murieron cuando su automóvil trataba de evitar a los periodistas que los perseguían para fotografiarlos en la noche del 31 de Agosto 1997.

Mohammed al Fayed, padre del fallecido, declaró que creía en una conspiración para asesinar a la pareja y comenzó su propia
La muerte de Lady Di la convirtió en lo jamás habría querido convertirla la monarquía británica: una leyenda, un modelo a seguir. Tanto es así que la propia Isabel II tuvo emotivas palabras hacia ella pese a que la relación entre ambas no era precisamente la mejor…

Para el recuerdo quedará aquella frase que pronunció sobre su matrimonio: “En este matrimonio éramos tres, demasiada gente”; para siempre quedará las eternas imágenes de Lady Di con los más necesitados, porque los recuerdos son las fotografías del alma y lo que vive de la Princesa del Pueblo.

 

*Fragmento libro: “Conspiración” de Jose Manuel García Bautista (Ed. Samarcanda, 2018).