Los ‘Fin de Año’ y otras curiosas costumbres del mundo en esta fecha

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Se va acercando el final de un ciclo temporal, de un ciclo anual que tendrá su máximo apogeo con la despedida y recibimiento del año en la noche del 31 de diciembre al 1 de enero de 2019 y 2020. Y es la noche elegida para pasarla con familia y/o amigos y donde se pone de manifiesto la diversidad de ritos, costumbres y supersticiones que se hacen para que resulte un año propicio.

En España:

De entre las tradiciones y ritos que se realizan hay algunas más sorprendentes que otras, quizás la que todos llevan a cabo es tomar las doce uva. Son muchos los comercios que ya te dan preparadas las uvas e incluso sin piel o semillas. Las uvas son acompañadas por cava o champán, tomar una uva por cada campanada es una invitación a la buena suerte en cada uno de los doce meses que forma el año. Es una costumbre que viene de un excedente de uvas y antes de tirarlas se ideó, en Cataluña, esta curiosa forma de recibir el año.

En la copa de cava se suele meter el anillo, el oro proveerá de abundancia y suerte a aquel que beba el dorado líquido con el dorado elemento en su interior (sin tragárselo, claro). Un metal dorado en la copa se supone que atraerá al dinero y la prosperidad. Igualmente hay quien toma doce sorbos de cava y pide doce deseos o quién mete en el pie derecho de su zapato un billete o una moneda y lo pisa, ello también nos dotará de la prosperidad en el nuevo año.

En Italia:

No es una costumbre española pero se va extendiendo en nuestro país y es la de comer lentejas en tan señalada noche. Viene de Italia, los antiguos romanos regalaban lentejas con el deseo que estas se transformaran en monedas de oro. Si se regala con buenos deseos prosperidad y salud su poder se verá incrementado.

Igualmente hay quien abre las puertas y ventanas de la casa para que se vayan los ‘malos espíritus’ y vengan nuevos aires regeneradores o quien pasea las maletas dando una vuelta a la manzana, indicativo de viajes y bonanza económica. También se suelen romper vasos y platos que se traduce en buenos presagios.

En México:

Se cree que el primer día del año es un momento propicio para entrar en contacto con las personas y seres queridos fallecidos así como pedirles consejos desde el más allá o pedirle la protección en el nuevo año que comienza.

En Filipinas:

Se viste ropa de lunares pues los círculos de estos serían, simbólicamente, las monedas, la buena suerte y la prosperidad.También se guardan monedas en los bolsillos para atraer la prosperidad.

En Japón:

Los templos budistas hacen sonar 108 veces la campana, es un número sagrado y se traduce en el perdón en el corazón de los 108 defectos que tenemos los humanos.

En Estados Unidos:

Muy típico el beso de medianoche justo con el primer segundo del nuevo año, eso garantiza que no de tendrá 365 días de soledad.

En Dinamarca:

Más cara sale la tradición danesa de romper los platos de la cena de Nochevieja, eso es presagio de buenos augurios para el nuevo año. Antiguamente se rompía contra la puerta de los seres queridos. También se cuele saltar encima de la vajilla y traerá suerte.

En Escocia:
Hay una celebración llamada ‘Hogmanay’ que tiene un origen ancestral, es una especie de cabalgata de luz, fuego y actores vestidos al modo vikingo que pasean y danzan por las calles de Edimburgo.

En Inglaterra:

En Londres hay una costumbre de visitar el primero a familiares y amigos una vez se han dado las campanadas, habrá quien se los tome en el rellano de la escalera y tocará el timbre porque hay casos de extrema prontitud. Se dice que quien lo haga antes a la casa de la celebración es portadora de la buena suerte, debe acompañarlo con un regalo síntoma de la prosperidad.

En Sudáfrica:

En las calles de Ciudad del Cabo se realiza el ‘Tweede Nuwe-Jaar’, que es una especie de carnaval. Miles de personas salían a la calle poniendo el colorido, los bailes, disfraces, gastronomía, siempre se realiza el 2 de enero.

La costumbre más romántica es la besar a la pareja, o conocido/desconocido, que se coloque bajo el muérdago. Se la considera una planta mágica y es considerada como un símbolo de buena suerte. Si se coloca bajo la almohada de un soltero/a en la noche de año nuevo dicen que sirve para atraer a la pareja o al amor.

Costumbres para Fin de Año y Año Nuevo, tan ancestrales como entrañables, todo es cuestión de creer o no creer y probar, ¿quién sabe?