Cuando el Antiguo Egipto visitó América

La expedicion egipcia de Rata y Maui al Nuevo Mundo
La expedicion egipcia de Rata y Maui al Nuevo Mundo

 

CÁDIZDIRECTO/J.M.García Bautista.- La travesía del Atlántico era una empresa que parecía estar reservada a la gloria de grandes navegantes a bordo de “sólidas” embarcaciones.

Españoles y portugueses se alternaban la gloria de los grandes descubrimientos y gestas marinas, las primeras navegaciones oceánicas, la vuelta al mundo. Y es que en esa fechas (siglos XV-XVI) se podía navegar conociendo la latitud, pero no la longitud.

Y así el hombre se creyó el rey de la navegación por delante de cualquier otro. Hasta que llegó la arqueología y descubrió un viejo aparato de la antigüedad que medía la longitud.¿Cómo era posible?

La historia es impresionante: en el año 232 a.C el rey Ptolomeo III de Egipto mantuvo una discusión con sus sabios quienes afirmaban que la Tierra era redonda según los estudios de Erastótenes de Cirene, a la sazón jefe de la Biblioteca de Alejandría. Pero el sabio griego además se atrevió a decir el diámetro de la Tierra (y acertó) y dejó aún más perplejo al rey egipcio. Éste conmovido mandó  llamar al capitán Rata y al navegante Maui, y les encargó la misión de comprobar la veracidad de las afirmaciones de Erastótenes.

Y así ambos navegantes salieron a la mar a comprobar si la Tierra era redonda. Eligieron la ruta oriental ya que el comerciante Hyparco, en el 280 a.C., había llegado a la India desde el Mar Rojo y había abierto el comercio con estos pueblos, así que comenzaron por ahí.

Aquella expedición iba con los mejores medios, un buen barco, buenas velas e instrumentos de navegación nunca antes conocidos.Pero claro,era el 232 a.C.

Llevaba un instrumento llamado “tanawa” que los portugueses en el siglo XV llamarían “torquetum” y servía para ¡medir la longitud!

Así pues la expedición llegó a las costas de América del Sur, a la zona de Chile haciendo escala en la isla de Pascua.Así lo avalan las investigaciones de Marjorie, Mazel, Rommel, La Rouche o Sanders… Llegando desde Nueva Guinea y gracias a la interpretación del epigrafista Barry Fell, en 1970, de una roca en Sosorra (Irian Jaya en Nueva Guinea Oriental) que decía: “La Tierra está inclinada. Por lo tanto los signos de la mitad elíptica atienden al sur, la otra mitad crece en el horizonte. Ésta es la calculadora de Maui”.

Además junto al dibujo aparecía un “tanawa”, que según el especialista Richard Sanders era un instrumento con el que se podía medir el cambio angular en la distancia entre a Luna y la estrella Altair en su constelación, la del Águila. Así, con las tablas de navegación de Maui se pudo obtener la longitud al navegar y dado que la latitud era relativamente fácil tenemos ya un completo sistema para saber las coordenadas de navegación.

Nada es imposible, ahí tenemos el ejemplo de la máquina de Antikytera.

Así los navegantes Rata y Maui podrían haber navegado sabiendo su posición en todo momento y la polémica se abre ahora en saber si alcanzaron las costas de América desde el Pacífico o no… Pero, en cualquier caso, nadie podrá quitarle el mérito de su navegación y el valor al embarcarse en tales empresas rumbo a lo desconocido.