Descubre, por casualidad, una valiosa moneda romana de hace 2.000 años

CÁDIZDIRECTO.- Hay descubrimientos que son largamente buscados y codiciados por equipos de arqueólogos que pueden trabajar durante décadas hasta alcanzarlo y descubrimientos que se producen por azar, por la persona menos preparada y que constituye un valioso hallazgo.

El caso de Laurie Rimon es de estos últimos, se encontraba paseando por el este de Galilea, a poca distancia del lugar turístico donde dicen que Jesús de Nazaret caminó sobre las aguas o donde se realizó el prodigio de la multiplicación de los panes y los peces. Fue entonces cuando observó algo brillante en la hierba, se agachó y tomó una moneda de oro con dos milenios de antigüedad con el efigie de un emperador romano. La moneda es sumamente extraña por lo que su valor es muy alto.

Laurie Rimon vive en un kibutz al norte de Israel y entregó la moneda a la Autoridad de Antigüedades de Israel: “No fue fácil separarse de la moneda. Después de todo, no todos los días se descubre un objeto tan maravilloso, pero espero verla expuesta en un museo en un futuro cercano”.

El especialista Danny Syon, del departamento de numismática de la Autoridad de Antigüedades de Israel mostraba su sorpresa pues el rostro es el del emperador Augusto, heredero de César que tuvo su gobierno desde el 27 a.C. al 14 a.C. La moneda es un tributo a Augusto “Divus Augustus” o Divino Augusto.

Donald Ariel, jefe del departamento de la Autoridad de Antigüedades de Israel, decía: “Es la única moneda que conocemos por el sitio donde fue encontrada en el este de Galilea. El este de Galilea es un lugar del que no sabemos mucho en este período de tiempo”.

La moneda en su día, en la época de acuñación fue muy valiosa y ahora lo es mucho más “si encuentras una moneda, no puedes reconstruir fácilmente lo que estaba sucediendo. Tú no encuentras monedas en el piso y empiezas a fantasear y a pensar lo que podría haber sucedido. Las monedas de bronce y plata de Trajano son comunes en la región, pero sus monedas de oro son extremadamente raras”.

La moneda tiene una gemela en el Museo Británico, sólo existiendo estas dos en el mundo.