Desde el Portal del Belén al Árbol de Navidad pasando por Papa Nöel

Un elemento indispensable es el Arbol de Navidad
Un elemento indispensable es el Arbol de Navidad

 

CÁDIZDIRECTO/J.M.García Bautista.- En estas fechas entrañables no hay casa en la que no se vea mínimamente adornada por un detalle navideño, siendo los más populares el Portal de Belén -que recrea el nacimiento de Jesús- o el Árbol de Navidad.

Veamos de donde viene este bella tradición porque la primera persona que recreó el nacimiento de Cristo en un pequeño “nacimiento” o “portal de Belén” fue san Francisco Javier en el año 1225, montó aquel el primer portal de Belén improvisando según los datos que le llegaron.

El verdadero portal no fue un establo y si posiblemente una cueva o gruta, alejándose pues de nuestra actual representación piadosa. La escena del buey y el asno se debe a una mala traducción mezclado con un texto de Habacuc.

El Belén lo introdujo en España Carlos III en el siglo XVIII,  tradición importada desde Nápoles.

La colocación del árbol adornado como ornamento conmemorativo de las fechas navideñas, o árbol de Navidad, es una tradición que procede de pueblos del Norte que no adoraban imágenes, se le llama el Árbol de la vida, de la Luz o del Edén, y cada rama era engalanada con una luz símbolo de la Vida y que posteriormente, diferentes pueblos, lo simbolizan como el Redentor, tales como Alcasia, pueblos germanos y escandinavos.

Fueron el príncipe Alberto y la reina Victoria I de Inglaterra quienes lo introducen en el Reino Unido y de allí  los emigrantes a los Estados Unidos alrededor de 1845.

La estrella que corona el árbol ,en su forma de cinco puntas ,es emblema contra el mal y trae

Y llegó Papa Nöel

Papa Nöel, o Santa Klaus, es una referencia al obispo San Nicolás, personaje piadoso que repartía comida entre los necesitados, su transformación en Papa Noel se debe a que este último es un personaje real deformado con los años.

Tiene mayor tradición en países nórdicos y estaba acompañado por un singular duendecillo llamado “Pedro el negro”. Decían portar una lista con los niños que habían sido “buenos” o  “malos” a los que compensar o no con golosinas.

En cualquier caso su figura es realzada en el siglo XIX por Clement Clark Moore quién en unos relatos lo ubica con renos, regalos ,chimeneas, trineo y un reno llamado Rudolf. Thomas Nats lo americaniza y Coca-Cola le da su apariencia actual en 1931. Su origen festivalero hay que buscarlo en la Nueva Ámsterdam de época, hoy día Nueva York.

Tradiciones fieles al origen o deformadas por el paso del tiempo, sea como fuere, susceptibles de ser recordadas y celebradas, al menos, una vez al año.