Diez formas en la que podría acabar la vida en la Tierra y destruirse el planeta

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- En los últimos tiempos se habla mucho de un hipotético final para el planeta Tierra o la vida en el mismo. ¿Qué hay de cierto en ello? ¿Podría ser real?

De esos finales, para el planeta o la vida en la Tierra, hemos elegido 10 de ellos:

1. Retroceso del universo, estimado para dentro de 3.700 millones de años. Se propone un retroceso de la expansión del Universo y contracción del mismo todo un punto de energía y recomenzar el proceso. Significaría la destrucción de todo el Universo.

2. El Sol se convertirá en una estrella gigante roja, sucederá en 4400 millones de años). Cuando hay consumido too el hidrógeno que es su combustible comenzará a hacer lo propio con el helio y entonces comenzará a crecer engullendo a Mercurio, Venus y la Tierra.

3. Que un cometa o meteorito impacte contra el planeta. En función del tamaño el resultado es de destrucción total o parcial, pero la vida se vería en serio peligro. Hace 65 millones de años un impacto acabó con la vida e los dinosaurios y hace 250 millones de año con el 90% de las especies.

4. Cambio climático, provocaría el deshielo, aumento del nivel del mar, problemas de temperatura en la Tierra, aumento de las concentraciones de gases tóxicos, un mortal efecto invernadero que harían del planeta un gemelo de Venus.

5. Ataque de extraterrestres. Muy del gusto de ufólogos catastrofistas donde la especie dominante aniquila a la dominada. Improbable que suceda.

6. Explosión de un supervolcán. Este hecho sucede uno cada 100.000 años. Se estima que hace 73.000 años estalló el último y provocó un caos en el clima.

7. Ataque robótico. Se pone en juego todo lo que es la IA (Inteligencia Artificial) y una rebelión.

8. Una guerra mundial a escala nuclear. Sería factible pero, en estos momentos, difícil. El uso de esas armas provocaría un clima radioactivo mortal.

9. Epidemia mundial. Un virus que no tuviera cura y acabara con la especie humana y que sería fatal. Una especie de “gripe española” de proporciones monumentales.

10. Un Megatsunami. Originaría olas gigantes que arrasarían las localidades más próximas a la costa, no sería destrucción total pero si originaría muchas víctimas.

Son algunas de las formas en la que la Tierra podría sucumbir, total o parcialmente, algunas inevitables otras sólo está en la mano del ser humano, la única especie del planeta que es prescindible.