El alcalde que prohibió a los OVNIs aterrizar en su pueblo mediante un decreto

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Una curiosa prohibición es la que existe en Châteauneuf-du-Pape y que tiene más de seis décadas de vigencia desde que se estableciera en 1954.

En esas fechas se produjo una oleada de OVNIs en Francia y el miedo, ante lo desconocido, se hizo notable, así se les comenzó a llamar ‘Cigare Volant’, o “cigarro volador” pero en Chateauneuf-du-pape no habría más avistamientos pese a que existía la preocupación por si afectaba negativamente a las cosechas o los vinos. Así su alcalde decidió prohibirles que aterrizaran en aquella zona.

El decreto es realmente curioso y el señor alcalde Lucien Jeune, realizó un decreto que sería aprobado por el prefecto de la Vaucluse. Decía así:

El Alcalde de Chateauneuf-du-Pape decreta:

Artículo 1.- El sobrevuelo, el aterrizaje y el despegue de las naves conocidas como platillos voladores o cigarros volantes, cualquiera sea su nacionalidad, queda prohibido en el territorio de la comuna.

Artículo 2.– Cualquier nave, conocida como platillo volador o cigarro volante, que aterrice en el territorio de la comuna, será inmediatamente detenida y mantenida en custodia.

Artículo 3.- El guardia forestal y el policía de la ciudad a cargo, tendrán la obligación de poner en ejecución este decreto.

Elie Jeune recordaba sobre el decreto de su familiar: “Se hablaba mucho de eso y había historias fascinantes. A mi padre se le ocurrió para aprovechar la publicidad de Châteauneuf y fue un golpe publicitario genial y gratuito“.