El fantasma de ‘Los Rosas’, en Parque Alcosa

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Recuerdo que hace años, buscando piso por Sevilla, decidimos probar suerte por la sevillana barriada de Parque Alcosa. Consultamos a una inmobiliaria que se prestó a enseñarnos diferentes inmuebles en la zona de la mano de una amable señora asturiana. Uno de los mostrados era un piso en los denominados Rosas de Alcosa.

La historia no tendría nada de particular, visitamos el mismo (omito planta) en la avenida Ildefonso Marañón Lavín, pero no nos convenció, era un edificio antiguo y tenía una distribución extraña -sin desmerecer estos inmuebles que tienen otras muchas buenas características-, sobre todo por una columna en medio del salón que la viga hacía particularmente incómoda y que una eventual reforma no podría eliminar al ser una viga maestra, o eso nos dijeron. Así las cosas decidimos seguir mirando por otras zonas de Sevilla en la que si tuvimos más suerte.

Las mujeres tienen un especial sexto sentido del cual carecemos los hombres. Desde el primer momento que visitamos aquel piso la que hoy es mi esposa, no le gustó especialmente, pegas a todo y la extraña sensación de estar siendo vigilados. Para colmo, mientras visitábamos las habitaciones, vimos por el pasillo una presencia, como una sombra, la señora que nos mostraba y cantaba las excelencias del inmueble ni se dio cuenta pero yo decidí ir a ver pensando que quizás podría tratarse de otro compañero de la inmobiliaria que llegaba a darle unas llaves de otros piso que había solicitado unos veinte minutos antes. Sea como fuere el piso estaba cerrado y donde vimos una sombra, como proyectada por alguien, allí no había nadie.

El hecho no nos inquietó, pensamos que pudo haber sido cualquier reflejo y seguimos visitando el piso que no nos convenció. Han pasado los años, más de una década y media, y hoy son muchos los testimonios -que pocos conocían esta historia personal- contándome hechos extraños que se vienen sucediendo en un piso determinado de los Rosas, todos piden silencio y confidencialidad, el miedo al “que dirán” les atenaza o ser tildados de locos. Hechos como ruidos extraños, raps, anomalías eléctricas, malos olores o la visualización de una extraña presencia negra en la zona del salón. La persona afectada en cuestión me comentaba: “parece que últimamente todo pasa en Alcosa… Mira es una cosa muy rara, comenzó por ruidos que sonaban en el salón, creímos que podría ser el vecino de arriba. Luego la luz se encendía de noche sola, mi marido lo achacó a un mal contacto pero estuvo aquí mi cuñado revisando la instalación y estaba bien. Luego los olores por la noche, anda, dijimos que podían ser los bajantes…” Pero el susto se lo llevo un día en el que “estaba cocinando y sentí un ruido en el salón, estaba sola y fui a ver, cuando me asomé vi una sombra, una silueta negra junto a la televisión que se desplazó hacia los dormitorios. Llamé a mi marido para que viniera lo más pronto posible, estaba muy asustada. Luego esa misma sombra la hemos visto varias veces, aquí y en el baño”.

Especulaciones hay muchas: una persona fallecida en el lugar, sesiones de ouija o una maldición gitana, pero lo cierto es que nada ha podido ser probado de este presunto lugar con presuntas presencias. Quizás en un futuro podamos saber algo más del molesto fantasma, o lo que sea, que habita en el piso de los Rosas, si es que realmente hay algo y no es producto del miedo y la sugestión.

*La fotografía no tiene por qué estar señalando o indicando el piso en cuestión o la zona dónde se encuentra, sólo es referencial.