“The Hum” o el gruñido del Taos también se escucha en Cádiz

Sonido del Taos o Hum
Sonido del Taos o Hum

 

CÁDIZDIRECTO/J.M.García Bautista.-Los sonidos de la Tierra son inquietantes y pueden llegar a conmocionar a todos aquellos que se sorprenden ante lo inesperado, ante lo insólito, ante lo desconocido.

Si el “Bloop” era todo un sonido misterioso en el mar, en la década de los 90 del siglo pasado, el siguiente es un misterio moderno conocido como el gruñido de Taos o el ronquido de Taos, y el escucharlo o sólo imaginar que lo puede estar provocando infunde miedo y temor extremo, bien por el respeto a lo paranormal o a las quejas de Gaia sobre como el ser humano trata el planeta que lo alberga.

El sonido de Taos, o Hum, es un ruido osco, grave, que no se oye sólo en un lugar pues también se oído en numerosos lugares del mundo, destacando en EE.UU., el Reino Unido, norte de Europa o Australia.

Es descrito como el sonido de un motor diésel escuchado desde la distancia, que cuando ha intentado ser grabado no ha podido ser captado por los micrófonos o las antenas del VLF, y tampoco se ha podido detectar la fuente y naturaleza del mismo.

Este fenómeno ha sido llevado a estudio por científicos y observadores que trataron de explicarlo como ruido de baja frecuencia oído por los residentes en los alrededores de la pequeña ciudad de Taos en Nuevo México.

En el año 2012 nuestro planeta sufrió una crisis en el raro sonido del Taos, una crisis que afectó a diferentes países siendo perceptible en Europa y en concreto en el sur, en España o Portugal donde se pudo percibir, en diferentes localidades, este sonido tan especial.

Muchas de las personas que pudieron oír por primera vez el sonido de Taos se inquietaron, creían que estaban ante un terremoto o el inicio de alguna tragedia de origen desconocido. El temor se apoderó de muchos ciudadanos que desconocían lo que estaba sucediendo.

Para algunos entendidos, geólogos y sismólogos, piensan que pudiera ser una vibración que surge de la fricción de las placas tectónicas que encuentran vías de escape por cualquier salida natural a la superficie.

Diferentes universidades que se han dedicado al estudio de este sonido creen que son microondas en el aire que tiene como origen varios tipos de fuentes electromagnéticas.

Otros piensan que es Gaia la que se queja por como el ser humano trata al planeta.

Incluso no faltan los que buscan una explicación de corte extraterrestre, o intraterrestre, a este “problema” que ocasiona el misterioso sonido, o gruñido, del Taos.

El sonido del Taos se encuentra en el umbral de la audición humana, entre 20 Hz. y 20.000 Hz. o ciclos por segundo. Los sonidos de baja frecuencia, entre 33 y 80 hertzios, sin determinar la causa sólo que es perceptible en el interior de los edificios, incluso las propias vibraciones se pueden apreciar.

No todas las personas lo pueden escuchar, para unos solamente es un sonido débil y una molestia suave, otros lo perciben de modo más intenso y resulta una seria molestia privándoles del sueño mientras se produce, de ahí la expresión “víctimas del ronquido de Taos”.

Pero la razón dijo que aquel el ruido, descrito a menudo por ellos como “ronquido” tenían otro origen y hoy sigue siendo un misterio.

La última muestra de este misterioso sonido ha sido en nuestra tierra, en Cádiz, así la noche del 7 de enero se comenzó a sentir la extraña vibración. Un carpintero gaditano, Andrés González, pudo sentir el Hum en su domicilio en la calle Doctor Dacarrete y manifestaba lo siguiente: “entre las 4.30 y las 6.30 horas del día 7 de enero empecé a sentir unos extraños sonidos que me despertaron. Y como seguían los fui grabando con mi móvil”.

Intrigado por el enigmático sonido repuso  “al día siguiente me puse a indagar si había más persona que, como yo, habían oído lo mismo y así fue. He logrado contactar con alrededor de veinte personas que escucharon el zumbido esa misma noche. Las hay que viven en el Mentidero, en el Campo del Sur o en la calle San Pedro, por ejemplo, pero no así en la zona de Puerta Tierra. También en Puerto Real y Río San Pedro hubo quien lo oyó poco antes de que se escuchase en Cádiz, alrededor de las 3.30 horas de ese día”.

No es la primera vez que se ha escuchado en Andalucía y en España este sonido, su extrañeza es la que nos hace reaccionar con curiosidad sobre su origen. Para unos una simple pareidolia auditiva, para otros el quejido de la madre Tierra, para otros un misterio por resolver.