El misterioso asteroide Oumuamua revela sus secretos

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Ha sido seguido por astrónomos y científicos de todo el mundo, por sus peculiares características, por su forma alargada, por los asombrosos cambios de velocidad o su giro caótico ha sido uno de los grandes acontecimientos celestes de los últimos años pero, también, son muchas las dudas que ha generado.

El asteroide Oumuamua ha sido motivo de todo tipo de especulaciones, hasta se dijo que era una nave alienígena pero su realidad es bien diferente y ahora ha sido descubierta: se trata del vestigio de un cometa interestelar desgajado en un periodo anterior de su perihelio, el decir, cuando estaba más cercano del Sol.

Así lo ha manifestado Zdenek Sekanina, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, dedicado a la investigación de meteoros, cometas y polvo interestelar. De hecho el estudio del Oumuamua comenzó en octubre de 2017 con el empleo del Telescopio Pan-STARRS 1 especulando que fuera un fragmento del objeto original que ingresó a nuestro sistema a principios del 2017.

Así Sekanina refleja que el estudio del astrónomo, John E. Bortle, sobre los cometas débiles en órbitas casi parabólicas que se aproximan a menos de 1 UA del Sol sufren una desintegración poco antes de que lleguen al perihelio; en el caso del Oumuamua parte de su cuerpo, en gran medida, se habría desprendido y quedado atrás.

En función de esto sería parecido a “un agregado desvolatilizado de granos de polvo sueltos que pueden tener una forma exótica, propiedades de rotación peculiares y una porosidad extremadamente alta, todos adquiridos en el curso del evento de desintegración” siendo así el Oumuamua.

Según el Very Large Telescope (VLT) se trataba de un objeto alargado, compuesto de material rocoso. En 2018 Wesley C. Fraser hizo notar el giro caótico que poseía y que podría cuadrar con una desintegración del objeto original. Así Sekanina estableció que la desintegración de estos cometas conllevaba un evento explosivo y la liberación de un “monstruoso polvo esponjoso agregado”. Por ello el Oumuamua no experimentaría desgasificación y sufriría el efecto de la presión de la radiación solar.

En un sentido más extremo tenemos la opinión de Avi Loeb, responsable y astrónomo de la Universidad de Harvard, que apuesta por un Oumuamua como “OVNI” o “nave alienígena”, esto ha llamado la atención de la comunidad científica: “Su comportamiento significa que no puede ser, como se imagina comúnmente, un grupo de rocas”. El director de Astronomía de Harvard refrenda su opinión y dice: “Si alguien me muestra evidencias de lo contrario, entonces de inmediato me retractaré”. Aunque asegura que creer en la vida extraterrestre cambia, por completo, la percepción de la vida. “Luchamos por las fronteras, por los recursos naturales… y no nos damos cuenta de que al final somos una única civilización que tendría que buscar un futuro común. Nos hace sentir parte del planeta Tierra y cosas como el Brexit dejan de importar”.

No teme una sanción o que sea “marginado” por otros científicos: “Lo peor que me puede pasar es que me liberen de mis tareas administrativas, y eso me dará aún más tiempo para concentrarme en la ciencia. Todos los títulos que tengo, puedo devolverlos. De hecho, puedo volver a la granja”.

Quedaría resuelto el misterio del asteroide Oumuamua que aún sigue siendo objeto de estudio de los expertos.