El misterioso OVNI de la catedral de Cádiz y el cráter de la Bahía

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Eran aproximadamente las once y media de la noche de un 5 de septiembre, según las crónicas cuando lo que se describió como enorme OVNI se sumergió en el mar cerca del castillo de San Sebastián.

Lo que quiera que fuera aquel extraño artefacto se fue acercando a la costa hasta situarse como decíamos justo encima de la catedral gaditana.

Casualidades del destino, por la zona se encontraba un reportero del Diario de Cádiz que tuvo la afortunada idea de tomar imágenes de aquello. En las imágenes se puede observar un cuerpo de forma discoidal con gran cantidad de extrañas luces de variados colores en su parte inferior de forma cóncava.

Las dimensiones se calcularon de en torno a 40 metros de diámetro. Instantes después, el enigmático artefacto vuelve a sumergirse en el mar tal y como apareció. Semejante noticia ocupó la portada del rotativo decano de Cádiz y la foto dio la vuelta al mundo.

Lo que nos queda son esas imágenes pues los negativos originales fueron enviados a Madrid y una vez allí se perdieron…

El investigador gaditano Jesús Borrego, especializado en ufología, publicaba allá por mayo de 1991 sobre la posibilidad de una base submarina de OVNIs (?) en la revista “Espacio y tiempo” cuando vio con sus propios ojos lo que tiempo después llamaría el ‘ojo de Polifemo’.

Joaquín Hernández le enseñó en 1988 un reportaje fotográfico realizado desde una avioneta mientras sobrevolaba la bahía de Cádiz, cerca del puente de Carranza. Allí se apreciaba, desde la altura el perfecto círculo de un cráter desconocido hasta entonces. Mucho se ha especulado desde entonces de una formación que, desde luego, no es de origen extraterrestre.