El origen del águila en el escudo de España

CÁDIZDIRECTO.- Con la Ley del Deporte y Antiviolencia se prohibe la exhibición de símbolos que evocan a tiempos pretéritos, esvásticas, escudos con águilas, todo identificativo del nazismo o el franquismo, pero ¿realmente es así?

El águila en el escudo de España no es un símbolo franquista, es mucho más anterior, de hecho se remite a la figura del evangelista San Juan como atributo, el profeta Ezequiel cita al carro de Dios -o merkavah-en el que vio cuatro figuras: el toro, el león, el águila y el hombre.

Si seguimos la pista del águila llegaremos a los cristianos del Concilio de Nicea (326 d.C.) que identificaron a esas cuatro figuras con los símbolos de los cuatro evangelistas siendo el águila el de Juan, el hijo de Zebedeo, autor del Cuarto Evangelio.

Así el águila es la identificación de Juan el evangelista por las evocaciones, y reflexiones, que había tenido con el tema de la Divinidad de Cristo y, habría casi, de elevar teológicamente sus pensamientos y divagaciones a las alturas como si fuera un águila.

Por ello en la Edad Media los reyes trataban de compararse con los evangelistas en sus atributos y muchos elegían al león o al águila, y lo incluían en su emblema. Así la reina Isabel I de Castilla la incorporara a su escudo heráldico debido, sobre todo, a lo reconfortante que encontraba la lectura del Evangelio de Juan, tanto que -se puede verificar- se hizo coronar Reina de Castilla el día de San Juan.

Así el águila en el escudo heráldico de la reina se hizo permanente figurando un águila real pasmada, de sable, nimbada de oro, con el pico y las garras de gules y un halo de oro. Por tanto es un símbolo que viene de tiempos muy remotos y no de la época de la dictadura franquista en España, si por ello defender -o no- la permanencia del mismo, sólo se expone históricamente un origen -conviene aclarar para evitar malentendidos o malinterpretaciones-.

Algo si relaciona al águila con la España de los tiempos dictatoriales: fue incluida como soporte del Escudo de España en los modelos oficiales de 1938 y 1945, uniendo una tradición histórica que la Segunda república querido eliminar.

Así el águila de San Juan no debe ser referida como ‘pre-constitucional’ o ‘anticonstitucional’ aunque parezca inevitable relacionarla con aquellos años.