Amuletos y talismanes para protección y suerte

/Desde la antigüedad el hombre ha usado amuletos para protegerse. Son objetos a los que se le atribuye un poder que beneficia a las personas que lo poseen. En la actualidad son muchos los que portan alguno de estos objetos, pero para conocer un poco mejor el significado y acción de cada uno de ello la divulgadora Sara Vargas nos explicaba:

El Tetragrammaton o Pentagrama es considerado el amuleto de protección total más poderoso que existe. Nos expresa el dominio del espíritu sobre los elementos de la naturaleza y, si está rodeado de un círculo, representa la sabiduría infinita y el poder de la Diosa, es el todo. Además del Pentagrama, que representa al hombre, y el círculo que lo envuelve, el Tetragrammaton tiene números, letras y símbolos.

La palabra TE TRA GRAM MA TON que rodea la estrella es el nombre de la Divinidad. El nombre sagrado, oculto y que no debe pronunciarse de Dios. Entre los números está representado el hombre y la mujer (1 y 2) y la Santísima Trinidad (1, 2 y 3).

Dentro de los símbolos nos encontramos el Cáliz de la sangre de Cristo, el cetro de la unión entre el cielo y la Tierra, la Espada de la protección, el sello de Salomón que establece la fuerza y el equilibrio. También nos encontramos con los Ojos del Espíritu, el signo de Júpiter, que es el padre de los Dioses, el símbolo de Marte que es la fuerza, el de Saturno que es la Magia, el Caduceo de Mercurio es la Espina Dorsal que, junto a las dos alas representa los siete Chacras y Venus.

La Clavícula de Salomón es otro de los amuletos más poderosos que se conoce. Formado por dos triángulos entrelazados que forman una estrella de seis puntas. El vértice de arriba representa lo divino, la conciencia y la sabiduría mientras que el vértice de abajo está vinculado con el inconsciente. El conjunto, cerrado con un círculo, simboliza el reinado de Dios sobre el Universo y su protección está en las direcciones que marcan las puntas

La Mano de Fátima es un potente amuleto que representa una mano simétrica con los dedos extendidos. En la parte superior de la palma suele llevar una piedra que es un ojo de color azul. El símbolo de la mano es Este objeto protege contra el mal de ojo, las enfermedades y atrae la buena suerte. Está ligado con el número cinco que es el número de la supremacía y representa los sentidos, los colores primarios y loe elementos de la tierra.

El Árbol de la Vida es un amuleto antiguo que representa un árbol con raíces y ramas. Con sus raíces conecta con la Tierra y con su copa se conecta con el Espíritu Universal. Este objeto nos aporta sabiduría y autoconocimiento y nos proporciona salud. En algunas culturas ayuda a los partos y es potenciador de la creación.

Tipos de Talismanes

Seguramente, alguna vez, ha visto vistosos colgantes o pulseras de vivos colores azules y negros y le ha llamado la atención no reparando que no se trata de un adorno sino de un elemento que puede ser de mucha utilidad en su vida.

Se trata de los amuletos y talismanes para protección y la suerte, siendo de muy diferente forma y tipos. Aunque previamente habría que conocer bien la diferencia que hay entre ambos tipos pues no se trata, exactamente, de lo mismo.

Lo primero que debemos conoces es que es un amuleto que es un objeto que podemos llevar encima y al que se le confieren poderes que nos pueden proteger de todas aquellas fuerzas que pudieran provocarnos algún tipo de mal o de perjuicio, por lo tanto tienen una acción protectora y acción sobrenatural pues, además, atrae a la buena suerte y a todo lo que es positivo hacia nosotros.

Pueden ser de muy diferente tipo como, por ejemplo, gemas o piedras, estatuas, diferentes tipos de monedas como las que son de plata, dibujos geométricos, colgantes, anillos, todo puede estar relacionado y todo puede entrar dentro de esta definición, siempre y cuando se atenga a este tipo de acción.

Se tiene conocimiento de los talismanes desde los inicios de nuestra Humanidad y la creencia que depositaban los seres humanos de aquellos tiempos en ellos por lo beneficioso que resultaban y por los poderes sobrenaturales que emanaban y que tenía una incidencia directa sobre ellos.

Eran muy valorados aquellos que se formaban con piedras, gemas, madera tallada o cristal de diferente tipo, labrado, trabajado, con forma de animales, plantas… Todo era apto si se lograba ese propósito tan importante.

Cuando la persona lleva consigo este elemento, dentro de lo que es el uso cotidiano del mismo, guarda toda esa fuerza protectora para sí y se extiende a su poseedor. Alguno de estos pasa de generación en generación y por ello son tan especiales e importantes.

Un talismán es relacionado, por lo general, con una piedra preciosa o semipreciosa, combinado, en ocasiones, con plata u oro (metales nobles) y que tiene un efecto poderoso a nivel de protección al cuerpo y pensamiento completo del individuo.

Se pueden confundir ambas piezas pero no son lo mismo pues el amuleto es un objeto con propiedades mágicas naturales y de origen mientras el talismán es una pieza que debe ser cargada con poderes mágicos por la persona que lo ha creado. Así hay todo un ritual, toda una ceremonia por la que se carga y activa de forma efectiva.

La creación de talismán tiene un propósito concreto  y a las que obedece sus propiedades mágicas, el amuleto tiene un uso más general para atraer la buena suerte o evitar todo lo que pueda ser malo o perjudicial para su poseedor.

Son muchos los tipos que nos podemos encontrar y todos tienen un efecto directo sobre quién lo lleva, desde algo que puede ser puntual a algo general, todo es posible en función de las necesidades de aquel que los lleva consigo y con un propósito concreto.

Desde la típica para de conejo al trébol de cuatro hojas -que son los más populares pero no los mejores – pasando por otros muchos que se consideran los más poderosos. No deben ser tomados a la ligera y se debe saber para qué sirven cada uno de ellos así como las fuerzas que mueven y que se ha invocado para el poder que tienen conferido o el simbolismo implícito que tienen y que conjuga tres bases: fuerza, protección y suerte.

Amuletos para la Suerte

Siempre se ha dicho que los amuletos sirven para dar suerte pero esto no es exactamente así como hemos visto y habría que buscar mucho en su origen y en su particular historia para saber si es de protección del hogar, de la persona, ante determinadas situaciones, contra el mal de ojo y todo lo malo en general o es, precisamente, en general para lo que sirve esa protección sin que haya un límite específico a todo ello.

Maneki-Neko: son muy populares por estar presentes en los comercios “chinos”, un gato de la fortuna que atrae a esta y, también, la buena suerte y la prosperidad, sobre todo en los negocios y en todo lo que es la actividad económica empresarial. Muy comunes en China y Japón así como en los países de Asia y que suelen ser ubicados cerca de la entrada de los comercios.

Se trata de una figura que parte dentro de una leyenda japonesa en el siglo XVII, en la que un animal, un gato de raza bobtail, salva la vida, en una situación apurada, a un rico comerciante que quedó atrapado en una tormenta.

Hay que saber que “Maneki” es un derivado del verbo maneku cuyo significado vendría a ser “invitar a pasar;  Neko es “gato”. Así es gato que saluda, que invita a pasar a la prosperidad A todo aquel que quiera pasar al interior del comercio que lo posee. Siempre tiene la pata derecha atrayendo la prosperidad y dinero; la izquierda atraer visitas; las dos patas protegen al hogar o negocio. Nunca está de más tenerlo.

Desconocido es el siguiente: las escamas de carpa. Este pescado forma parte de la dieta de muchos países y es muy recurrente para la cena de Navidad  en países de Europa Central. En Alemania o Polonia, tras esa cena, se cortan algunas de sus escamas y se mete, durante todo un año, en la billetera, con ello se tiene la creencia que se producirá el ansiado encuentro al siguiente año y, mientras, habrá mucha prosperidad.

El elefante con la trompa hacia arriba es muy popular, es símbolo de suerte pero también de fuerza, de potencia, de Sabiduría, de estabilidad, de fortuna, de prosperidad. Se debe colocar siempre frente a la entrada de la puerta por ser el lugar por el que debe entrar el dinero y la fortuna. Su función es similar a la de los “Maneki-Neko”, además en las entradas de los negocios y casas evita a la mala suerte.

El Torito de Pucara es muy popular en Sudamérica y, ahora, en Europa entre los países que recepcionan más emigrantes de Perú o Ecuador. Se asocia a la fertilidad y la felicidad así como todo lo que es proteger a quien se pueda beneficiar con tenerlo.

También es muy útil dentro de la vida matrimonial para concebir hijos. Se trata de una pieza de cerámica que se encuentra en muchos comercios y casas, en Puno (Perú) son muy habituales y, desde allí, de ha exportado a todo el mundo.

Contra el mal y malas energías

Todos hemos visto lo que se denomina como Jamsa y que sería una suerte de símbolo tradicional dentro de las culturas como la hebrea o la musulmana. Es muy conocido por que se le denomina como “la mano de Dios” y viene desde la antigüedad donde se puede apreciar una relación directa que existe entre esta y el número cinco.

La mano o Jamsa protege contra el mal y las enfermedades que pudieran venir así como otorga la buena suerte.

Tener una herradura en la casa es un elemento de mucho peso y que puede resultar muy práctico tenerlo allá donde nos va a servir para ahuyentar el mal de ojo y lo malo que pudiera venir.

Debe colocarse sobre el dintel de la casa con las dos “asas” hacia abajo y el arco hacia arriba. Hay quién la prefiere en plata o usada, sea como sea, es muy poderoso y viene todo derivado de una leyenda antigua.

Esa leyenda nos cuenta como San Dunstan nos habla de una persona que era un herrero –con posterioridad se convirtió en el arzobispo de Canterbury- a cuyo comercio un día fue el mismo Diablo.

Le pidió que herrara a su caballo y Dunstan hizo como el que no lo había reconocido. Con la herradura y un clavo se dirigió a la pata del animal pero en lugar de clavarla a este lo hizo a la del Demonio que, entre gritos, pedía que se la quitara. El santo accedió a hacerlo sólo que antes debía prometerle que jamás provocaría ningún mal contra todo aquel hogar que tuviera una herradura clavada sobre la puerta de entrada. Y de ahí esta curiosa tradición y poder que tiene la herradura.

El “atrapasueños” es otro de esos talismanes que tiene una amplia historia y hay que buscar en los pueblos nativos de los ojibwa o chippewa, en el norte de Estados Unidos. Su popularidad creció mucho a raíz del auge, en la década de los 60 y 70, del movimiento Pan-Indio.

Prosperidad y longevidad

Se trata de un elemento que procura el descanso de la persona y atrapa los malos sueños, se debe colocar en la cabecera la cama y tiene una rápida acción sobre los niños alejando las pesadillas y todo lo que se considera como terrores nocturnos.

Otro símbolo chino, muy popular pero, quizás, más desconocido, es el de los “Dioses de las Estrellas” que procuran a la persona que lo tiene tres elementos claves como la felicidad, éxito profesional o prosperidad y longevidad.

Cuenta la tradición de este que desde la era Ming, la Dinastía de los grandes emperadores chinos, las estrellas Fú, Lù y Shòu se consideraron cómo la representación de esos tres objetivos vitales por parte de los dioses.

La Figa es otro elemento muy común ya que se tiene constancia de su uso desde tiempos remotos, habría que remontarse a los etruscos para saber cómo era una especie de representación de los genitales femeninos en clara alusión a la fertilidad.

En Turquía o Italia el puño es ofensivo y en Brasil capta la buena suerte, hoy se le considera un imán para proteger y, también, para captar todo lo positivo.

La pata de conejo es uno de los más populares de los que se tiene conocimiento en cuanto a talismanes, es común en todo el mundo, desde Europa hasta Asia o América. Desde los antiguos pueblos celtas se sabe de ellos y sería allá por el siglo VI a.C. cuando al conejo se le confería un poder sobrenatural de buena suerte. Al vivir bajo tierra en madrigueras se decía que estos animales estaban en contacto con los dioses y con los seres del inframundo.

El Ekeko es una forma de protegerse muy típica en todo lo que es el altiplano andino, en zonas como Bolivia, Perú, Chile, Argentina o Venezuela, es también denominado como “Don Juan del Dinero”.

Provendría de la cultura de Tiahuanaco popularizándose con la conquista española y que está relacionado con la fertilidad, con todo lo que es la buena suerte, la abundancia y la felicidad. Se le suele representar cargado con unos sacos o zurrones con alimentos y bienes, tiene un pie sin calzar, le falta una sandalia y se le pone alguna moneda o se le pone un cigarrillo en la boca para tenerlo contento, su felicidad será tú felicidad.

Amuletos para el atraer el dinero

El Escarabajo está vinculado a Egipto, país de misterio, leyenda y magia. Tiene aparejados jeroglíficos y es una relación con el dios Jeprien que tenía el cuerpo humano y la cara de este escarabajo. También se relaciona como el  escarabajo dios o Ra, creador del universo.

Es protector contra las enfermedades y la muerte, han aparecido entre las vendas de muchas momias simbolizando la resurrección.

Nazar tiene su origen en Asia Central siendo el tengrianismo la principal religión aunque otras fuentes apuntan al Imperio Otomano siendo muy popular en Turquía, se llama “Ojo turco” y protege, fuertemente, contra el mal de ojo. Muy recomendable.

El Caballo de Dalecarlia se trata de una estatua de madera proveniente de Suecia, está relacionado con la fuerza, la fidelidad, la sabiduría y la dignidad.

Las Bellotas tienen sus raíces, como elemento de protección, de la conquista normanda cuando los ingleses llevaban bellotas secas y son muy efectivas llamando a la suerte, prosperidad, juventud y poder; también simboliza el crecimiento espiritual.

Las muñecas quitapenas  son artesanas de Guatemala y son un remedio para que los niños no tengan miedo en irse a la cama, absorben los temores y las preocupaciones.

El trébol de cuatro hojas da la buena suerte quizás por la dificultad que entraña encontrar uno de ellos pues lo normal es que tengan tres hojas sólo. Da la buena suerte y la protección y se cree que tiene su origen en los antiguos pueblos celtas.

Uno de los más populares es el Árbol de la vida, muy representativo en muchas culturas y religiones, es interpretado como el principio de todo y de la existencia. Representa al sentimiento eterno del amor, la sabiduría y esperanza, es un símbolo muy sagrado.

La Cruz de la vida deriva de la cruz egipcia y es sinónimo de la inmortalidad. Se trata de un talismán que indica la esperanza de la vida más allá de la muerte, es un amuleto protector que da la buena suerte.

El Tetragramatón o Pentagrama podría tener su origen en el pueblo hebreo o judío, es un símbolo de protección y de dominio sobre los elementos de la naturaleza.

Son algunos de los elementos que forman los amuletos y talismanes para protección y la suerte que toda persona, en función de sus necesidades debería llevar consigo.