El youtuber gaditano Karlos Puest deberá ingresar en prisión

Karlos Puest

CÁDIZDIRECTO. – El youtuber gaditano conocido como Karlos Puest y llamado Juan Carlos Prieto deberá ingresar en prisión para cumplir una pena de seis meses como consecuencia del impago de las multas que se le impusieron por sus insultos al concejal del PP José Blas Fernández a través de unos vídeos que se hicieron virales. Las multas, que le han llegado durante los últimos meses, se traducían en casi cinco mil euros.

La Audiencia Provincial ha desestimado el último recurso presentado por la defensa, que alegaba que no se trata de un preso habitual y que la pena no excedía de dos años, lo que sumado a la declaración de insolvencia del acusado motivó que solicitara trabajos en beneficio de la comunidad en lugar del ingreso en la cárcel. Su petición, según ha trascendido, ha sido rechazada.

El propio Karlos Puest adelantaba su posible ingreso en prisión a este medio hace poco menos de un año.

El colectivo gaditano de base Movimiento en Lucha, muy afín a Karlos Puest y al que consideran un compañero, escribieron un comunicado de apoyo que circula por las redes sociales. También se estaba planteando una posible acción de desagravio.

El comunicado es el siguiente:

“Desde El Movimiento en Lucha Contra el Desempleo y la Exclusión Social de Cádiz se ha trasladado la solidaridad queremos solidarizarnos y dar todo nuestro apoyo al compañero Carlos (Karlos Puest), que está siendo sometido a una dura represión por parte del estado fascista. Esta represión se materializa en forma de multas impuestas por ejercer su libertad de expresión en las redes sociales, al ser muy alta la cuantía de las mismas y no poder afrontarlas económicamente el compañero Carlos tendrá que entrar en prisión.

Las denuncias judiciales contra Carlos vienen de un sector de políticos y de la policía local de Cádiz, que de forma cínica, ruin y cobarde actúan para destruir a personas que valientemente califican y denuncian públicamente sus comportamientos y actuaciones fascistas. Es el caso de un sector de la policía local, que, con el consentimiento de sus jefes, actúan contra personas vulnerables (especialmente jóvenes) de forma abusiva y violenta.

Las clases populares no podemos permitir que se encarcele a un/a compañero/a por expresar su opinión de la forma que considere más oportuna mientras ellos roban, torturan, matan y salen impunes. Carlos es uno más de la larga lista de represaliados por el régimen, que por la crisis económico-político-social que vive España en los últimos tiempos, no le ha quedado otra que enseñarnos su verdadera cara fascista para perpetuarse en el poder, instaurando el miedo y acallando a las voces críticas a través de multas y condenas de cárcel.

Es de suma importancia dar un paso al frente y denunciar desde todas las organizaciones y colectivos de izquierda la represión que están sufriendo las clases populares por parte del estado, el no hacerlo sería traicionar la lucha y los intereses de nuestra clase convirtiéndonos en cómplices del aparato represor. ¡¡¡SI TOCAN A CARLOS NOS TOCAN A TODOS/AS!!!”.