El enigmático sonido del 'Hum' vuelve a escucharse en Cádiz

El enigmático sonido del ‘Hum’ vuelve a escucharse en Cádiz

CÁDIZDIRECTO.- Tras unos meses sin sentirse el llamado sonido “Hum” en Cádiz nuevamente, la pasada madrugada del 9 de diciembre, se ha vuelto a oír en nuestra provincia a decir de los testigos.

El primero de ellos lo encontramos en la zona de Algeciras cuando un vecino -M.R.Z.- se dirigía a su trabajo, sobre las cinco de la mañana comenzó a sentir lo que definió como “el chirriar de algo contra el suelo”, al testigo le molestó mucho ese sonido pues “me encrespaban los oídos”. El hombre se detuvo un momento para escuchar ese sonido mejor mientras preguntaba a un compañero, antes de entrar en su lugar de trabajo, el cual no escuchaba nada, una particularidad que tiene el “Hum”.

Otro testimonio lo encontramos en Cádiz, sobre las 5:10 de la mañana Amparo D., se despertó al comenzarle a molestar un sonido “extraño” que parecía provenir de la calle, la testigo lo definía: “era como si estuvieran arrastrando algo metálico, era muy molesto” y le ocasionó un “pequeño dolor de cabeza”. La mujer, en pleno centro de la ciudad, se asomó a la ventana donde pudo escuchar con igual claridad el ruido, el sonido del “Hum”.

Curiosamente encontramos que, de nuevo, hay movimientos sísmicos en el mundo que podrían explicar esta especial percepción de determinadas personas a este sonido. El 8 de diciembre se produjeron dos terremotos, apenas separados unas horas en dos puntos concreto del mundo, el primero de ellos en las Islas Salomón con una magnitud de 7,8 en la escala de Richter y que activó el protocolo contra tsunamis. El segundo en la costa norte de California, en Estados Unidos, con una magnitud de 6,5 en la escala de Richter. Hace tan sólo 48 horas en nuestro país, en Totana (Murcia), se registraban dos terremotos separados apenas por seis horas.

¿Casualidad? Puede que el fenómeno del “Hum” y los terremotos estén conectados por una sutil pauta a la que aún no hemos dado explicación.

*Vídeo correspondiente al 22 de enero de 2015, en San Fernando, no se corresponde con los casos descritos.