España, en alerta por yihadistas dispuestos a atentar de inmediato

CÁDIZDIRECTO.- Una falsa alarma obligó ayer por la tarde a los Mossos d’Esquadra a desalojar la zona de la Sagrada Familia de Barcelona. Una furgoneta estacionada en los aledaños de la basílica levantó las sospechas de los agentes. Se activó el protocolo antiterrorista y una vez realizadas las comprobaciones, hora y media más tarde, se descartó el peligro quedando sólo en un susto.

Según informa El Periódico, ha habido un aviso de la inteligencia que informa de la presencia de cinco yihadistas dispuestos a cometer un atentado de forma inminente, lo que ha puesto en alerta antiterrorista a varios países europeos, entre ellos España.

Los Mossos han movilizado a todos sus efectivos de los cuerpos especiales (GEI), de orden público y antidisturbios (ARRO y BRIMO) en un gran despliegue en la ciudad condal. Por todo ello, la situación de la furgoneta disparó aún más la situación de alerta.

Según varias fuentes consultadas por el medio catalán, el aviso procede de la inteligencia francesa. Se han proporcionado las identidades de los cinco presuntos terroristas dispuestos a atentar. No se descarta, sin embargo, que esas identidades puedan ser falsas.

Esta alerta ha llegado pocos días después de que la principal publicación de propaganda del Estado Islámico, la revista Rumiyah, dedicara su último número a los atentados de Barcelona. En esta revista relacionan los atentados del 11-M en Madrid con los ataques del 17-A de Barcelona.

“España experimentó con este asunto antes, dejándose llevar por el tonto Bush en su invasión de Irak, mientras soñaba con los yacimientos de petróleo y los ingresos de la construcción”, se escribe en el reportaje, donde se asegura que esa actitud llevó a los yihadistas a “hacer sufrir” a España, obligándole “a retirar con humillación sus tropas de Irak, con sus soldados lamiendo sus heridas y su gobierno maldecido por sus ciudadanos”.