Aprueban que los gusanos de seda puedan usarse en la alimentación primaria

En Europa no se tienen los hábitos gastronómicos de otros puntos del mundo y, por consiguiente, puede que la lo aprobada por la Comisión Europea no sea de su agrado -o de su paladar- pero la realidad es que se comienzan a buscar alternativas alimenticias, nuevos caminos futuros que pueden ser foco de nutrientes y proteínas, aunque en esta ocasión tiene otro fin.

Así la Comisión Europea (CE) aprobó que los gusanos de seda, la Bombyx mori, fuera incluido dentro de la lista de especies de insectos autorizados en la producción de proteína animal que debidamente transformada pueda ser empleada dentro de los piensos que comen los animales de granja.

Ha sido el Diario oficial de la Unión Europea (DOUE) el que publicó, el 8 de noviembre de 2021, el reglamento que lo posibilita y, posteriormente, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) con un informe a favor.

Justificando todo ello se expone en el documento que la sericultura es algo de «larga tradición» en algunas zonas de Europa. En muchas ocasiones los más pequeños llevan sus cajas con «gusanos de seda» y es casi habitual en diferentes puntos de España.

Gusanos de seda

Según el informa este gusano de seda doméstico come hojas de morera y no tiene riesgos en cuanto a la contaminación con piensos de origen animal, no estando autorizados para la alimentación de insectos.

El reglamento publicado incluye la recogida a tiempo de animales rumiantes en canales individuales, sobre todo en granjas y explotaciones de menor tamaño que hacen que, económicamente, no sean tan viables.

Actualmente el método de confinamiento «hidrólisis con eliminación posterior» incluye canales porcinos exclusivamente, pero con la nueva reglamentación también se puede añadir lagomorfos de cría (conejos y liebres) y aves de corral.

¿Qué es el frass?

En el plano legislativo también hay cambios y se incluye el término «frass» que es la mezcla de excrementos de insectos con partes de estos mismos (de los insectos muertos) y sustrato alimentario. Así «frass» trata de conciliar los requisitos para el tratamiento e introducción en el mercado de este «producto» a fin de usarlo en el estiércol transformado.

La Comisión en el reglamento concluye: “Por consiguiente, deben autorizarse para su transformación en proteína animal transformada destinada a la fabricación de piensos para animales de granja, una vez se ha cosechado la seda”, entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.