Divisan en Cádiz una bola de fuego provocada por un satélite Starlink

Un satélite del tipo Starlink ha provocado una enorme bola de fuego que ha cruzado la península ibérica dando lugar a todo tipo de comentarios en redes sociales antes el desconocimiento de lo que estaba ocurriendo. En diferentes puntos de la provincia de Cádiz ha podido ser visto con su enorme fulgor.

El hecho sucedió en la noche de ayer domingo y que ha sido captado por los detectores del proyecto SMART, siendo monitorizado por el investigador y astrofísico José María Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

«Bola de luz» impresionante

Sobre las 23:00 h. de ayer 23 de enero de 2022 se recibieron diferentes llamadas y comentarios de personas que habían visto una enorme esfera de luz, una bola de fuego, en el cielo. Según los testigos aquella bola de fuego hizo una especie de explosión al inicio de su trayectoria que pudo ser originada a la reentrada del satélite en la atmósfera a gran velocidad.

Vecinos de Cádiz manifestaban: «Acabo de ver cruzar en el cielo una bola de luz impresionante, iba hacia el norte, dejó una especie de línea, impresionante» que fue también muy comentado en las redes sociales y acompañado por otros testimonios de la observación.

Los detectores del proyecto SMART lo registraron y pudo ser grabado merced a la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (Red SWEMN) presenten en diferentes observatorios de la península ibérica coordinados por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

Satélites Starlink

Esta red de detectores tiene como misión monitorizar continuamente el cielo para registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar, entre sus funciones está la de detectar este tipo de «visitantes» bien sean por bólidos, satélites o «basura» espacial.

Según el experto el satélite hizo una entrada como una bola de fuego a unos 27.000 kilómetros por hora, era de la compañía SpaceX que se puso en órbita hace un año, el 24 de enero de 2021 para cobertura de internet. El rozamiento con la atmósfera originó la incandescencia del aparato y que se convirtiera en una bola de fuego iniciándose a 100 kilómetros sobre el norte de Marruecos avanzando hacia el norte y fragmentándose en diferentes partes y otras tantas bolas de fuego.

El satélite malogrado cruzó toda la península partiendo desde el sur (norte de África) perdiéndose en algún punto sobre el mar Cantábrico perdiéndose así cualquier fragmento superviviente del mismo.