El peligro del ‘avispón gigante’ y la búsqueda de un antídoto a su veneno

La presencia del “avispón gigante” es temido por todos aquellos que se han enfrentado a su picadura que es muy dolorosa y puede ser letal. Ahora se abre un camino para combatir su toxicidad merced a la vacuna de la avispa común que podría ser eficaz para la picadura de la avispa asiática.

Hay diferentes estudios que parecen avalar esta tesis que se ha expuesto en “Vespa velutina, un año más entre nosotros”, organizado por la compañía ALK-Abelló, avalada por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

El “avispón gigante” llegó a España en 2010, es una especie invasora y está en estudio por los alergólogos: “La ‘Vespa velutina’ ha venido para quedarse, pero solo el tiempo dirá dónde. En estos momentos debemos hacer investigaciones rigurosas y desarrollar políticas para, al menos, tratar de conducirlas al extrarradio de nuestros hábitats”, explicaba Luis Arenas, del Hospital del Meixoeiro-CHUVI en Vigo, ciudad donde se han detectado colmenas.

Hay muchas personas que han presentado síntomas de anafilaxia frente a la picadura de himenópteros: “En el día a día, hasta el 70 por ciento de los pacientes que sufren una anafilaxia por la picadura de un himenóptero en nuestra comunidad autónoma identifican a la Vespa velutina como el insecto responsable” decía Margarita Armisén, doctora del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS).

Manuel Lombardero, experto del departamento de Investigación y Desarrollo de ALK-Abelló, comentaba sobre todo ello que: “Aunque los resultados son prometedores, se espera que en un futuro se puedan completar con la observación de un mayor número de pacientes para tener un mejor diagnóstico y tratamiento”.

La avispa asiática y la avispa común tiene puntos análogos y hay poca variabilidad de los alérgenos de la “Vespa velutina” desde China a Europa.”A día de hoy sigue habiendo algunas incógnitas, pero con toda la prudencia creemos que es la vacuna más indicada” afirmaba Armisén sobre la posibilidad de que la vacuna que tuviera el veneno de la avispa común y pudiera proteger a los pacientes alérgicos a la picadura de avispa asiática.

Carmen Vidal, jefa del Servicio de Alergia del CHUS de Santiago de Compostela, explicaba que el veneno de la avispa asiática tiene muchas similitudes “pero no es igual” al que tiene la avispa común “aún no se puede afirmar con certeza total” que la “Vespa velutina” inyecte una mayor dosis de veneno pues es de un tamaño mucho mayor.