Investigación: los restos encontrados en Lambay no son de Antonio Anglés, el presunto asesino de las niñas de Alcàsser

Hace unos años se descubrieron los restos de un hombre en las costas de la isla irlandesa de Lambay, en Dublín. La identidad se desconocía y se comenzó a sospechar que, posiblemente, se pudiera tratar -como hipótesis- de Antonio Anglés que, junto a Miguel Ricart, fueron los presuntos asesinos de las niñas de Alcàsser.

Búsqueda en España

A raíz de todo aquello la Policía Nacional de España realizó un retrato digital del cadáver encontrándose muchas similitudes con Anglès, hasta el punto de pensar que podría ser realmente él y que habría muerto ahogado cuando huía del país.

Esta posibilidad es la que ahora se ha descartado pues, según informa el criminólogo Félix Ríos, no se trata de la misma persona. Ríos, presidente de la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen, y acusación popular en la causa de Anglés, explicó que la asociación ha recibido una notificación directa de la policía de Irlanda, debido a que el Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira -que lleva la investigación del fugado- no ha realizado trámites de ninguna diligencia relacionada con el descubrimiento.

La posible relación de Anglés viene dada por ser el destino del buque de carga «City of Plymouth» que era Dublín; fue este barco donde se vio, por última vez, con vida, a Antonio Anglès.

El ADN del cuerpo

La propia asociación descartó, hace meses, que fuera el cráneo del presunto asesino por la morfología antropológica. Ahora, con el análisis de ADN, se confirma que no se trata de la misma persona. Los criminólogos de la Asociación Laxshmi presentaron un informe de peritos al juzgado en el que se daba cuenta de cómo huyó Antonio Anglés una vez que abandonó su domicilio el 27 de enero de 1993. Anglès pasó por diferentes localidades de Valencia, Castilla-La Mancha y Madrid, de allí a Lisboa y en la capital portuguesa se habría embarcado en el «City of Plymouth», aunque no se sabe donde se bajó ya que a la llegada a Dublín no lo encontraron.

Se conoce que como polizón fue encontrado por los marineros del barco y se cree que alguien de la tripulación debió haberlo ayudado aunque no se sabe que pasó y la policía irlandesa no profundizo en la investigación.

El paradero de Antonio Anglès es desconocido a día de hoy, no se sabe si está vivo o muerto ni cuáles fueron sus pasos tras huir de la justicia española.