Excitación y cosquillas: tickling

Explorar otros campos del erotismo tiene un resultado directo en el placer
Explorar otros campos del erotismo tiene un resultado directo en el placer

 

CÁDIZDIRECTO.- El campo de la experimentación y el placer no tiene límites y la última tendencia se relaciona con las cosquillas, las cosquillas eróticas que podrían provocar sensaciones muy excitantes hasta alcanzar un orgasmo. Se le conoce como “tickling”.

Las cosquillas lo que nos suele provocar es risa, pero provocar cosquillas en zonas muy sensibles puede resultar de gran erotismo. Las plantas de los pies y entre los dedos, los costados, pero en lo que consiste es en ir descubriendo dónde y de qué forma se puede aumentar la sensación.

La risa además acciona las zonas cerebrales que se encargan de producir placer. El límite lo pone la otra persona en el momento en el que pide detenr el juego, el continuar con la práctica puede tener el efecto contrario sobre la persona y no resultar placentero.

Un juego erótico que suele aumentar la tensión y momento sexual es poner un pañuelo en los ojos de nuestra pareja y atarla con unas esposas… Posteriormente se provocan las “cosquillas placenteras” pudiendo utilizar las yemas de los dedos haciendo una caricia muy suave o ayudarte de una pluma, de unos guantes de seda, incluso con la lengua, todo vale en la búsqueda del placer.

Por supuesto los papeles pueden resultar inversos y cambiar el rol en el juego erótico de las cosquillas.