Fenómenos paranormales en el Museo Hospitalito de El Puerto de Santa María, Cádiz

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Son los trabajadores de los edificios públicos gaditanos, edificios con Historia, aquellos más susceptibles de vivir experiencias extrañas en el caso de aquellos que se dicen que están encantados y habitados por fantasmas, de uno de ellos vamos a hablarles, de un edificio muy especial que encontramos en la bella localidad de El Puerto de Santa María.

Así el edificio al que nos vamos a dirigir es el Museo Municipal de El Puerto de Santa María, en su interior el denominado como Museo Hospitalito, allí un antiguo empleado narra una experiencia que tuvo: “He sido testigo de un encuentro, de una experiencia paranormal junto a su compañero de trabajo” y proseguía “no se si sabes algo acerca de casos paranormales en la sala museo hospitalario de El Puerto de Santa María”. Y mi respuesta fue: “algo tengo oído pero nada concluyente”.

Fue entonces cuando nuestro testigo se abrió y me confesaría lo que en su interior le ocurrió: “Estaba allí trabajando hace unos años y tanto mi compañero como vimos una cosa bastante rara… Era como una bola blanca de luz, cruzó toda la nave de una forma muy rápida, hasta mi compañero que estaba de espaldas notó pues cuando yo vi esa bola él giró la cabeza para la dirección en la que salió”. Los dos trabajadores se quedaron callados, mirándose, sin encontrarle ninguna explicación a lo que habían acabado de ver.

Pero en el edificio también se tienen otras experiencias en otras zonas “mi compañero, sobre todo, en la arqueológica ha visto y sentido mas cosas”.

El Museo Municipal de El Puerto de Santa María se creó en 1980 siendo inaugurado en 1982; tiene como misión la conservación y exposición del patrimonio histórico y artístico de El Puerto de Santa María. Inicialmente ocupaba la planta baja de la Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia, ocupando definitivamente el Palacio de Valdivieso, aunque la colección será el Hospital de la Divina Providencia, popularmente conocido en la ciudad como el Hospitalito, que data de 1753, de estilo neoclásico, en el Barrio Alto.

El museo reúne diferentes piezas como muestras de la Paleontología local (cetáceos, escualos, mastodontes); piezas paleolíticas provenientes de El Aculadero; del Neolítico-Calcolítico, materiales de los yacimientos de Pocito Chico y Cantarranas; otros vestigios de importantes yacimientos como el de Doña Blanca y la necrópolis de Las Cumbres, en la Sierra de San Cristóbal. También hay piezas hispanorromanas como partes de ajuar funerario, alfares de ánforas. Igualmente hay obras de arte de pintores como Francisco Lameyer y Berenguer, Eulogio Varela Sartorio, Enrique Ochoa, Fernando Jesús o parte de la obra gráfica del poeta Rafael Alberti.

¿Se atrevería a pasar una noche encerrado en su interior?