cadiz cf

‘El Gaditano Errante’, un viaje al Cádiz del siglo XVI

CÁDIZDIRECTO / J.M.P. – Las Catacumbas del Beaterio, la Casa del Pirata y, ahora, El Gaditano Errante. Eugenio Belgrano es uno de los nombres propios del patrimonio de Cádiz, un hombre empeñado en desenterrar recuerdos históricos del pasado de la ciudad, un pasado infinito y repleto de civilizaciones, personajes y momentos trascendentales.

Hace apenas dos años, Belgrano abrió al público las Catacumbas del Beaterio, un antiguo panteón de beatas tercierias Franciscanas que data del siglo XVII. Un enclave histórico que incluso llegó a los medios internacionales; el prestigioso The Guardian británico recomendaba visitar las catacumbas como una parada clave en un viaje a Cádiz.

Después llegó La Casa del Pirata, otro rescate patrimonial. En esta “máquina del tiempo”, como la define Belgrano, puedes retroceder 300 años en la historia de Cádiz con tan solo bajar unos escalones.

Con El Gaditano Errante -que se ha inaugurado este viernes-, Belgrano pretende seguir divulgando el patrimonio de Cádiz. En Sagasta, 30 podemos encontrar una tienda de reproducciones arqueológicas, souvenirs y vinos romanos. Además, un nuevo escape room que se une al que mantiene en las Catacumbas. En esta ocasión, la historia traslada a los participantes a 1596, cuando Cádiz fue asaltada por los holandeses.

Al entrar en El Gaditano Errante, los autóctonos pueden sentir una especie de déjà vu, creyendo haber estado antes en este lugar. Y algo de eso hay, puesto que el local está decorado con un barco. Pero no un barco cualquiera, sino el que estuvo en la tienda de Antonio Martínez Ares. Belgrano cuenta que “un día, al salir de La Casa del Pirata, vi el barco en un local de enfrente, donde trabajan unos obreros. Hablé con ellos y nos lo llevamos. Tuvimos que desmontarlo y sacarlo tabla a tabla, porque no cabía por la puerta”.