Un gaditano rescata a una mujer desaparecida ocho horas en el mar sin salvavidas tras un temporal

Rescatada una regatista tras 8 horas de intensa búsqueda

Tras permanecer 8 horas en el mar, una regatista ha sido rescatada por nuestro helicóptero Helimer 206, con base en Valencia. La emergencia se inició a las 11.56 horas, cuando el Centro de Salvamento Marítimo en Valencia recibió una llamada por el canal VHF 16 MAYDAY de la embarcación "OCEÁNICO" (Regata del Canal) que informaba de que una persona había caído al agua a 1,4 millas náuticas de Denia.Tras una intensa búsqueda, a las 19.58 horas nuestro Helimer 206 rescataba a la náufraga a 3,2 millas al ESE de Denia. Fue trasladada al aeropuerto de Valencia, con síntomas de hipotermia, pero en aparente buen estado en general.Nuestro centro de Salvamento Marítimo ubicado en Valencia ha coordinado durante esas 8 horas de tensión un amplio dispositivo de búsqueda en el que han participado los helicóptero Helimer 206 y Helimer 205; la Salvamar Levante, de Salvamento Marítimo; la embarcación LS Diana de Cruz Roja; un helicóptero del 112; un helicóptero de Bomberos de Alicante y barcos participantes en la regata.

Publicado por Salvamento Marítimo en sábado, 7 de octubre de 2017

CÁDIZDIRECTO/Daniel Martínez.- Raúl Ares representa a uno de esos héroes anónimos que cada día se juegan su vida para salvar la de los demás. Su nombre ha salido a la luz pública tras el milagroso rescate efectuado en aguas alicantinas de una persona que permaneció desaparecida en el mar sin salvavidas durante ocho largas horas vividas con angustia y desasosiego, ya que se temía el peor de los desenlaces posibles.

Los expertos en este tipo de rescates lo califican de milagroso. Sonia Pilar Mengod Zapata participaba este domingo en la XXI Copa del Canal, una competición de vela donde se navega desde Denia (Alicante) hasta Ibiza, cuando su embarcación fue sorprendida por las condiciones meteorológicas adversas y cayó al mar junto a otras tres tripulantes, que fueron rescatadas al poco tiempo.

No ocurrió lo mismo con Sonia Mengod, que desapareció en la inmensidad del mar cuando se desencadenaba un temporal marítimo, con mar de fondo y olas que superaban los dos metros, complicando su búsqueda.

Al poco tiempo los organizadores de la prueba suspendieron la competición pidiendo ayuda a los participantes para coordinarse con Salvamento Marítimo en el intento de localizar a la regatista. Durante todo el día una embarcación de la Cruz Roja, junto a dos helicópteros del 112 y del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, se relevaron en el dispositivo de búsqueda sin encontrar señales de la desaparecida.

Tras ocho horas de búsqueda infructuosa, las labores de rescate estaban a punto de finalizar hasta el día siguiente debido a la falta de luz, pero en ese instante encontraron a la mujer en el mar flotando.

Los integrantes del helicóptero de Salvamento Marítimo obraron el milagro. Localizaron a la regatista desaparecida y fue el gaditano Raúl Ares el que descendió al agua para rescatarla. “Fue una alegría inmensa, ya no había apenas luz y cuando haces este tipo de rescate en el que todo sale bien, te da motivación para seguir haciéndolo. No todas las misiones acaban cono esta”, explica emocionado a Cádiz Directo.

La mujer de 44 años sobrevivió en el mar durante ocho horas sin salvavidas pese al temporal. Fue encontrada consciente, aunque con evidentes signos de hipotermia, siendo trasladada al hospital Universitario la Fe de Valencia con la tranquilidad de haber salvado su vida.

“Se cayó de un velero y estuvo 8 horas desaparecida. Entró un temporal con olas de dos metros que hacia más complicada su localización. La chica no aparecía y nos activó la torre de Salvamento Marítimo de Valencia. Inmediatamente despegamos, llegamos a la zona e hicimos un patrón de búsqueda, aunque en la zona ya había más embarcaciones intentando encontrarla”, relata Raúl Ares.

El gaditano trabaja para Salvamento Marítimo en Alicante. “Yo soy el nadador de rescate, hago labores de operador de sistemas, búsquedas visuales y rescate. Soy el que baja a hacer la asistencia, ya sea a mercantes, cruceros o pesqueros, en acantilado o mar”. De esta forma, participó en el dispositivo del helicóptero acompañado por dos pilotos y un operador de grúa.

“Desde pequeño mi pasión es el mar y salvar vidas”

En el año 2000 empezó como voluntario en la Cruz Roja de Cádiz y fue formándose hasta llevar la coordinación sanitaria de las playas en la capital gaditana. También, durante dos años, coordinó el servicio sanitario en el estadio Ramón de Carranza. Fue en 2008 cuando comenzó a trabajar en Salvamento Marítimo. “Estuve varios meses trabajando en diferentes bases, ya que no tenía ninguna fija, hasta que me quedé en la de Valencia y después pedí el traslado a Alicante, donde resido actualmente. Desde pequeño mi pasión es el mar y salvar vidas”, señala el rescatador gaditano.

Anteriormente ya se le reconoció por ello, ya que Raúl Ares fue condecorado con el Ancla de Plata 2008, como tripulante del Helimer Andalucía, por su actuación en el rescate de los marineros atrapados en el buque Fedra en aguas del Estrecho de Gibraltar, con unas condiciones adversas con olas de hasta nueve metros. El carguero estaba junto a la escollera y el mar rompía fuerte provocando incluso una mayor altura en las olas, que sobrepasaban el helicóptero. En esos momentos, había rachas de viento de 160 kilómetros/hora.

“Siento una gran satisfacción por que se me reconozca mi trabajo, siempre es de agradecer estos reconocimientos”, culmina el gaditano, quien seguirá salvando vidas en la costa alicantina.