Como Saber si nos han Hecho Brujería o Magia Negra y sus Síntomas

magia negra y brujeria

Uno de los temores más grandes que puede tener el ser humano es saber si es víctima de un hechizo o conjuro que le afecte en diferentes aspectos o facetas de su vida.

Por todo ello existen diferentes formas de saber si está bajo el influjo de ello o no. La brujería y la magia negra puede ser poderosa, sobre todo si media el sacrificio de animales o, en casos extremos, de personas.

Normalmente se limitan a hacer rituales en los que se canta, se baila, se reza o se provoca que los espíritus lleven a cabo las acciones que deseamos para tener ese favor, en el buen o mal sentido, que se propone.

Hay otros elementos importantes que influyen en lo que son los rituales de brujería, como los restos de velas, usadas como ofrenda en el transcurso de la petición, en algunos casos son sólo velas normales, en otras pueden estar ritualizadas e, incluso, hechas con grasa humana que serían las más poderosas.

¿Cómo se sabe si somos víctimas de la brujería?

Para descubrir si hay un “trabajo” de magia o brujería en torno a nuestra persona debemos buscar los síntomas que, de alguna forma, se manifiestan ante nosotros o en nosotros y que sirven de identificador e indicativos de una maldición o un maleficio.

Estos pueden ir desde grados menores (como el “mal de ojo”) hasta de un grado mayor con diferentes variantes y gravedad.

Pero dentro de la brujería y de los hechizos que nos pueden hacer debemos tener en cuenta la brujería de la magia negra es más temida que es la africana.

Hay mucha inmigración en países llamados “Desarrollados”, son esas personas que buscan mejores opciones de vida los encargados, igualmente de introducir todos esos ritos y costumbres, así como conjunto de creencias en un determinado marco cultural o social y que se pueda propagar ganando “adeptos” en torno a la misma.

Como mejor consejo que se puede dar para no caer en todo lo que son los hechizos es el no creer en él, de esta forma nos protegemos mentalmente de ello.

Síntomas de que te han hecho magia negra

Hay una serie de orientaciones que nos pueden dar una idea de si estamos siendo parte de un maleficio de magia negra de estas características y si hemos sido “trabajados” o no:

– Se sufre de bloqueos mentales aunque se pongan todos los medios y esfuerzos para resolver un problema.

– Pensamientos negativos con mucha frecuencia.

– Pesadillas constantes.

– Pesadez, asfixia y sensación de ahogo a la altura de la garganta, ansiedad, estado de nervios quebradizo.

– Taquicardia, latidos del corazón acelerado, y una respiración irregular sin ningún tipo de esfuerzo físico.

– Ataques injustificados a nivel emocional.

– Marcas en el cuerpo que aparecen sin ningún tipo de explicación natural, como moratones, arañazos o quemaduras.

– Peleas y disputas con la familia, amigos o pareja sin una razón aparente, con  comportamientos o forma de actuar totalmente anormal y poco habitual.

– Miedos y fobias que aparecen repentinamente, llegando a causar bastante ansiedad.

– Sensación de no estar solo, de sentirse observado o perseguido, como si fuera una especie de manía persecutoria.

– Preocupaciones constantes, siempre se está muy tenso, no hay momentos para relajarse y es imposible llevar una vida normal o una existencia feliz.

– Estar en situaciones al borde de la muerte.

Si se dan todos o algunos de estos síntomas debemos buscar la forma de protegernos, de tratar de estar a salvo de todas esas acciones de magia negra o brujería africana.

Esto es algo que no es complicado pues, afortunadamente, existen una gran variedad de pócimas, amuletos, talismanes o, llegado el caso extremo, de exorcismos para sacar todo ese mal de nuestro interior si hubiera tomado posesión de este.

Debemos estar asesorados por personas que sepan, brujos en otras ocasiones y que sean ellos los que nos digan la acción más apropiada para el embrujo al que estamos siendo sometidos.

Una de las formas más radicales de acabar con todo esto es realizar un ritual de limpieza, bien real o terapéutico, con el que mitigar el efecto de la brujería y mediante el cual se va a expulsar de nuestra vida el mal que nos está provocando todos esos problemas.

La clave en todo está en no creer, si no creemos en este tipo de situaciones, de hechizos, de acciones de brujería o de magia, estaremos totalmente a salvo de ello, no creer es la base de todo y es la mejor protección.

Si hay algo poderoso dentro del ser humano es su capacidad para sugestionarse y creer que la superchería es la causante de todos sus males.

Cómo evitar y quitar las maldiciones y la brujería

Lo mejor es no pensar en que alguien nos haya hecho una brujería de magia negra para que nos venga la mala suerte y las cosas nos vayan mal en la vida.

Pero si a pesar de eso sentimos algunos de los síntomas descritos anteriormente debemos de hacernos la limpieza energética y tener nuestros amuletos de protección para cortar esas intenciones hacia nosotros.

Principalmente quienes lo hacen son motivados por la envidia y que desean lo que nosotros tenemos, aunque en realidad también tenemos nuestros problemas, puesto que el ser humano es así.

La envidia es uno de los mayores males que nos afectan y es lo que propicia que se encarguen trabajos de magia o brujería contra nosotros. Pero tranquilos, se identifica y se erradica.