Aries: Defectos, Virtudes y Debilidades en el Hombre y la Mujer

Carácter

Las personas nacidas bajo este signo del horóscopo suelen ser enérgicas, pasionales, estrategas y, en muchas ocasiones sensibles ante los problemas de los demás.

Una de sus virtudes más destacadas es la enorme iniciativa que tienen, así como esa energía vital que les hace ser el centro de todas las reuniones sociales.

Es un signo de fuego y tiene como planeta regente a Marte, y a pesar de los múltiples defectos que tienen, como todo el mundo, se les considera que son personas que se amoldan a los deseos de los demás, pero esto solo sucede cuando hay amor de por medio.

Defectos de Aries

La mentalidad guerrera que tienen les hace idóneos para liderar, pero también se pueden obcecar en planteamientos equivocados y es dificilísimo sacarlos de su error.

Así pues, lo testarudos que son es un hándicap, la falta de tacto o la diplomacia, sin tener términos medios o matices, o es blanco o es negro, es su radicalidad uno de los grandes defectos de Aries.

Suelen estar dominados por los nervios, la ansiedad y la impulsividad, deben controlar todo ello haciendo alguna actividad como el deporte o ejercicios que impliquen contacto para desfogar su fuerza, pero es este uno de sus puntos débiles.

Igualmente, deben canalizar todo lo que es el intelecto, quizás con clases de filosofía o estudiando algo que implique el pensar., pero por esas inquietudes pueden dejar de compartir tiempo con su pareja, y esto no le va a gustar nada a ella.

Otro de los defectos de Aries es su cabeza, es la que le traiciona, la que hace que desvaríe y en un clima de calma estalle no se sabe bien la razón de ello.

Su espíritu guerrero hacen que sean muy combativos y como se le meta algo entre ceja y ceja es difícil convencerlos de lo contrario.

También tenemos al Aries impaciente e impulsivo, aquel que quiere algo y lo quiere de inmediato, lo quiere ya y le hace comportarse de forma egoísta, hiriente, cortante, sin tacto ni diplomacia y con poca estrategia.

Virtudes de Aries

Gusta de pensar, de reflexionar, de estimular a los demás para que tengan las mismas ganas y empuje, son las ideas brillantes, la motivación, el encontrar el estímulo idóneo para emprender, vencer a los miedos y luchar por lo que se quiere.

Los Aries siempre serán los líderes y aquellas personas que hacen de motor al resto, motivándolos y tirando del carro, lo cual es una de las muchas virtudes de Aries que son dignas de valorar.

Esto último puede hacer que, en primer momento, echen hacia atrás a personas que quieren conocerlos, pero luego se dan cuenta de la forma de ser que tienen y eso gusta por lo que se establecen lazos de amistad que, si no los traicionas, serán muy duraderos en el tiempo.

Cuidado, un Aries no tiene dobleces ni actúan de forma doble o falsa, se puede confiar en ellos, aunque a ellos les cuesta darles la confianza a las personas por miedo a ser traicionadas. Si te ganas su confianza se tan honesta con ellos como lo van a ser contigo.

No suelen desistir en aquello que pretenden lograr y no paran en trabajar por lograr lo que quieren sorteando todo tipo de problemas, dificultades y contratiempos que pudieran surgir. Le gustan los desafíos, se estimulan ante ellos y se hacen más fuerte en cada paso que dan.

Las virtudes de los Aries comienzan con su fortaleza, la fuerza vital que tienen, la energía, el espíritu de lucha, la estrategia, el dar vueltas a su cabeza para intentar todo tipo de cosas que se les ocurre, son incansables y la falta de sutileza o diplomacia -en ocasiones- les hace especialmente sinceros.

Tienen mucha paciencia, pero cuando esta se rompe pueden tener cierto punto de agresividad. Les gusta la verdad y que se la digan, sea cual sea, duela o no duela.

Los Aries tienen todas estas cualidades que hacen de ellas que sean especialmente dadas a las relaciones sociales, a salir y entrar, a tener una vida muy activa que también les ayuda a quemar las energías sobrantes que se les va acumulando.

Debilidades de Aries

Es muy importante que se tengan en cuenta cuando se trata con un Aires, bien sea en el terreno amistoso, sentimental o en cualquier otro ámbito, que son personas que lo mismo se vienen arriba que tienen bajadas emocionales, lo que supone una de las debilidades más características de este signo del horóscopo.

Como cualquier signo del zodiaco tiene Aries sus defectos, grandes virtudes y también sus debilidades, pero como cualquier otra persona, por lo que no es ni mejor o peor en líneas generales que otro que haya nacido en otra fecha del año.