Capricornio: Personalidad, Virtudes, Cualidades, Defectos y Debilidades

Carácter

Estamos ante un signo de tierra cuyo planeta regente es Saturno y que destaca en su vida por ser una persona muy perseverante y sabe como ser un líder.

Es una persona organizada, paciente, responsable y prudente, aunque también puede entrar en fases de pesimismo, así como de frialdad o apatía.

Capricornio es así y hay que saber tratarlos, puesto que su personalidad es desconfiada por naturaleza, de todo sospechará, pero no lo hace con mala intención sino por supervivencia.

La vida le ha enseñado a ser así y ello la hace ver traiciones en todo el mundo, aunque no sea real, se recubre de esa desconfianza como capa de protección.

Sus colores favoritos son aquellos que no son muy llamativos, los tonos oscuros como el negro, gris o marrón son muy de su gusto, aunque también los azules o verdes.

Los auténticos Capricornio son personas que tienen como una virtud muy marcada la responsabilidad y el sentido del deber.

Se podría pensar que es un defecto que en muchas ocasiones su forma de pensar es muy antigua o dogmática, en otra podría parecer valiente o arriesgada, pero todo lo hace teniéndolo muy controlado, por lo que se considera que esta es una de sus virtudes.

Están muy influenciados por Saturno y eso hace que acepten todo con naturalidad y evalúen sus posibilidades. Pueden caer fácilmente en la frustración, en el sentimiento de culpa, por lo que no se puede considerar que una de las virtudes de su personalidad sea la capacidad de sufrimiento.

Además, una vertiente de Capricornio es manipuladora y cuando se hace eso entre amigos puede que se dé un rechazo hacia ellos y dejen de tener amigos o el círculo de amistades sea muy reducido, pues la gente considera esta forma de ser como una debilidad que debe corregir si quiere ser aceptado.

Como símbolo principal de Capricornio encontramos a la Cabra-Pez, aunque parezca raro es lo que representa a este y como se suele identificar.

No es una invención, sino que es un animal mitológico que está en las profundidades del mar, la cola de este representa la lucha por no perderse en temas difíciles de comprender, abstractos, emocionales o en el temor de verse atrapada/o dentro de temas que son del campo de lo sentimental haciendo que pierdan el control y se les pueda hacer daño, por eso tienen una gran frialdad.

En el amor antes de dar un paso ya lo tienen medido y todo es estrategia, aunque, a veces, se lían la manta a la cabeza y se sumergen en un mar de pasiones no dudando en traicionar, son así, pero lo normal es que todo riesgo lo llevan más que medido y calculado.

Su personalidad les hace que se marquen unos objetivos y si no lo consiguen se marcan otros diferentes, pero parecidos a los anteriores, se dará por satisfecho si lo logra sabiendo que no lo que quería originalmente, pero que es lo más parecido.

Su “yo” interno siempre estará insatisfecho por saber que en ese momento tiene lo que realmente no quiere y sólo es un sustitutivo, aunque trate de ser feliz con ello.

El planeta regente en él sirve para dar carácter al signo, fortaleza, es la parte que da responsabilidades, su espíritu trabajador siempre lo lleva a querer dar un poco más de sí, aunque haya momentos en los que tienen el defecto que le dedican más tiempo al trabajo o los estudios que a su vida privada.

El deber, la responsabilidad, el saber que las cosas deben hacerse de una forma les ata y pocas veces se deja caer en manos del placer o la espontaneidad, su cabeza siempre estará volando a temas que le provocan ataduras.

Virtudes de Capricornio

Son poco efusivos, no se les puede pedir muchas muestras fuertes de cariño y rozan la sequedad y la seriedad, pero lo malo es que ellos creen que eso es una de sus virtudes ya que los protege.

A medida que crece la confianza y va conociendo a la otra persona se van soltando y es un poco más efusivo. La actitud se relaja y la confianza también, aunque jamás se tendrá.

La tendencia que tiene siempre es de querer más y hay que tener cuidado con sus celos, aunque dicen no se celosos realmente lo son y ahí también radica su desconfianza.

Tiene un punto común con otro signo, con Escorpio, son personas que saben guardar la intimidad, son herméticos, esquivos y tienen un punto interesante de timidez que han sabido vencer.

Como virtudes de capricornio se puede decir de ellos que son ambiciosos, saben influenciar sobre otras personas dado el marcado carácter de liderazgo que le otrorga su personalidad.

Por otro lado, le gusta lo mejor, lo que es de calidad y duradero. No suelen gastar, son ahorradores y cuando son invitados no pierden la oportunidad.

No tiene miedo a las responsabilidades y hay algunas que le tienen mucho respeto como, por ejemplo, casarse o lo que puedan pensar los demás de ellas/os. Tiene fuertes lazos con la familia y hereda de ella prejuicios, valores, problemas, emociones y otros añadidos que vienen derivados de ellos.

Suelen conseguir lo que quieren, siempre luchan por ello, por los objetivos que trazan y hasta que no terminan de lograrlo no ceden en su empeño de tratar de tener éxito en la misión que tienen en la cabeza.

Puede vivir con poco, con lo básico y no es su problema el aparentar de cara a los demás. Esto es algo digno de valorar puesto que suele ser un defecto de otros signos del zodiaco que en ellos es una virtud y una cualidad reseñable.

En su profesión ideal podría estar toda que tenga cierta libertad de acción y pueda tener controlada a otra persona, la organización y la preparación, todo lo que pueda entrar en ese perfil es óptimo para ellos.

Defectos de Capricornio

Los Capricornio pudieran parecer duales, en ocasiones extrovertidos y otras reservados, felices con la gente que los rodea, pero con un toque melancólico complicado de entender, lo cual no deja de ser un defecto porque no terminar de disfrutar de esos pequeños momentos de felicidad.

Pueden ser distantes y con un toque de frialdad muy complejo. Se quitan del medio si no les gusta algo, lo cual molesta mucho a quienes les rodean, aunque ellos saben que el hombre capricornio es de esa manera.

Son personas que no discuten y si lo hacen no suelen durar mucho pues ya tienen su veredicto hecho.

Si no manifiestan su naturaleza se bloquearán y mostrarán su otro yo, su otro lado, el que menos gusta. Son intransigentes y se cierran en torno a sus ideas, no suele ceder en nada y tienen controlada a la otra persona que tiene ya hechos lazos de dependencia con ella.

Uno de los grandes defectos de este horóscopo es que son intolerantes y no soportan cambios ni novedades con respecto a los planes que ellos tengan trazados.

Suelen ser materialistas, codiciosos y no tienen en cuenta los sentimientos de terceras personas, son ellos primeros, luego ellos y después ellos, no respetan lo que puedan sentir otras personas y actúan con mucha frialdad.

En cuanto a los amigos suele tener pocos y deben preguntarse la razón de ello, son personas que, muchas veces, son solitarias, desconfiadas, se sienten amenazadas, miran siempre por el dinero y rozan la tacañería.

No son por merecedores de la virtud, o debilidad según se mire, de ser generosos con los demás.

Son pesimistas y el lado negativo lo tienen muy presente, no suelen esperar lo bueno, quizás porque su negatividad no los lleva a tener esperanzas, aunque trabajen mucho por ello, siempre han pensado que su trabajo es el que le llevará a lograr lo que quiere.

Es un buen signo que todo lo ampara en el trabajo y en su capacidad de trabajar por aquello que desea y si no lo logra pondrá, rápidamente, un sustitutivo.

Hay que saber entender la personalidad de capricornio para lograr quererlos y tener mucha comprensión para entender que en realidad son buena gente.