Cómo son los Libra Hombre y Mujer en el Amor

Libra Hombre y Mujer

Características y Personalidad

Seguramente, en alguna ocasión, se ha preguntado por la forma de ser que tiene tal o cual persona y ha pensado que pudiera tener alguna relación con el horóscopo y el signo al que pertenece y, efectivamente, es así.

Para saber cómo son los Libra en el amor sólo tenemos que pasar un rato con ellos pero, no nos engañemos, es mucho más que lo que se ve. Se trata del séptimo puesto del zodiaco y es uno de los más equilibrados que podemos encontrar rigiendo para aquellos que han nacido entre el 23 de septiembre y 22 de octubre.

Una característica de su personalidad, tanto en el hombre como en la mujer, es que son tremendamente activos y juiciosos, no exentos de cometer alguna locura ocasionalmente, pero normalmente se piensan mucho todo lo que hacen. Tratan de tener no sólo orden en su vida si no en la de los demás y eso hace que tengan una personalidad muy centrada.

Suelen tener dos lados, dos facetas, el extrovertido y el más reservado, quizás es la parte que menos muestran pues sólo el que llega a su intimidad puede tener acceso a ello. No le gusta estar solo, le da miedo la soledad y siempre buscan la compañía de otras personas y estar rodeados de gente, preferiblemente. Esto hace que algunas veces elijan mal sus amistades.

El Hombre Libra

Son un poco anárquicos con las opiniones de los demás, puede resultan intolerante y olvidar que los demás también tienen derecho a decidir o hablar.

Otra característica es que son difíciles de prever, no se sabe bien por donde pueden salir en una determinada situación y puede confundir a todo aquel que, de alguna forma, puede acercarse a ellos. Ser tan imprevisible no es lo mejor cuando te atormentan los miedos o necesitas de un amigo, es ingrato acercarse con la mejor intención y que te rechacen de malos modos o negando lo evidente.

Es un signo de Aire y están llenos de entusiasmo pero también pierden el interés con una facilidad abrumadora, todo ello en cuestión de segundos y sin que sepamos, a ciencia cierta, el motivo repentino del mismo. Resulta contradictorio. Puede aceptar de buena gana ir al cine, por ejemplo, y dos minutos después decir que no le apetece. Hay que tenerles comprensión y paciencia.

Por regla general son muy buenos comunicadores, hasta algo charlatanes pero todo ello también se debe a esa necesidad de estar con alguien, de alargar las conversaciones, de poder, de alguna forma, quedarse con un amigo.

El equilibrio siempre está presente en sus vidas, pese a lo dicho, la racionalidad rige su existencia y, por tanto, no son de precipitaciones; siempre van a tratar de buscar ese contrapeso que nivele las situaciones, en todos los campos y facetas, es una tendencia natural, innata.

Por todo ello son hombres diplomáticos, siempre van a tratar con mesura los momentos que viven, los alegres –como si hubiera algo que les dijera que también llegarán los malos- y los tristes; en todos los conflictos o relaciones con los demás serán muy cautos, si hay que salir a algún sitio y ellos no deciden dirán aquello de: “Dónde diga la mayoría”, no se va a “mojar” en exceso por esa diplomacia de la que hace gala su carácter.

Nunca van a hacer nada que pueda hacer daño a los demás o menospreciarlo pero, cuidado, que su carácter lo impida no quiere decir que, en un momento dado, a sus enemigos, los trate de forma inadecuada y sea vengativo, hay muchas formas de hacer justicia…

La Mujer Libra

Son encantadoras, muy educadas, sobre todo se saben comportar en cualquier tipo de situación haciendo gala de una educación correcta y exquisita, esto les hace destacar y ser muy valorados.

Tienen la habilidad de interactuar con los demás y, si se les deja, ser el alma de la fiesta, aunque suelen preferir estar en un cómodo segundo plano.

En lo personal son mujeres muy románticas, ellas especialmente. Cuando están enamoradas hacen lo que sea para demostrar ese amor, al ser muy emocionales siempre buscarán todo aquello que les hace especialmente feliz, repetir citar, lugares. Prefieren una cena con velas a una discoteca, prefieren un baile juntos que uno separado.

Para los nacidos Libra todo tiene su justo valor y saben tasarlo, es una habilidad. Si sienten que su pareja no les atiende como es debido no dudarán en comentar la situación de una forma más o menos directa.

Precisan de afecto de sus amigos y de su pareja, de esta de forma infinita. Tienen un punto de ternura que les hace especialmente vulnerables pero que les hace llegar al corazón del amado o amada.

En la cama pueden ser explosivos, pueden sacar el lado más oculto y querer, en la cama, hacer realidad todos sus deseos y sueños eróticos que ha imaginado. Son muy intensos y gustan de repetir, hay que estar preparados/as para soportar una sesión con ellos. Es muy satisfactoria una relación y jamás defraudan, prefieren dejar hacer a hacer…

Son indecisas, hay ocasiones en las que pueden resultar desesperantes por no saber elegir o no tenerlo claro pensando mil opciones. Son de atender aquellas cosas que parecen nimias, se quedan atascados en situaciones que nos podrían parecer absurdas pero así son ellos y hay que saber comprenderlo. El qué hacer en un momento determinado les perturba e, incluso, para comprar una camisa muestran ese punto.

Hay veces en que una situación es puede molestar, les puede ofender cuando realmente no va por ellos, en las redes sociales se suelen dar por aludidos en muchos comentarios que ni están relacionado con ellos. Esto es debido a que son muy susceptibles y, por tanto, hay que tener tacto a la hora de decir cualquier cosa pues también saldrá su lado imprevisible.

Son muy idealistas, creen aún en un mundo perfecto cuando ese concepto quedó atrás hace muy tiempo. También es muy manipulador pues su conocimiento de las personas y las situaciones hace que sea capaz de jugar con la voluntad de los demás hacia un lado u otro. Tiene un grado de obstinación que puede ser positivo o negativo según lo empleen.

Son la balanza – tal como indica el signo libra del horóscopo -, la justicia, el tratar de hacer las cosas bien y que todos vivan en armonía con ellos.