Compatibilidad entre Capricornio y Piscis en el Amor

Capricornio y Piscis

El sentido de la responsabilidad va a marcar una relación entre dos signos del horóscopo que tienen muchas facetas diferentes entre si y que va a suponer un difícil obstáculo en esta relación sentimental.

La compatibilidad entre Capricornio y Piscis en el amor puede ser difícil por muchas razones pero, principalmente, tener conceptos diferentes de la vida, conceptos que no encajan el uno en el otro y, por tanto son demasiado vulnerables y tiene fecha de caducidad.

Así una relación entre ambos puede ser tremendamente arisca o levantisca por todo lo que implica el carácter y la forma de ser de unos y de otros, tienen demasiadas limitaciones, tienen demasiadas trabas y, a veces, su obstinación les conduce a ser en exceso reservados que provoca un aislamiento que genera dudas el uno en el otro.

En la amistad, en ese nivel, se puede decir que cultivan muchas  y siempre están rodeados de personas pero muy pocas gozarán, realmente, de aquello tan profundo que es, para ellos, dicha palabra con la profundidad de su significado.

Son buenos amigos y dan buenos consejos, a veces se olvidan de ellos mismos y no distinguen bien lo que hay más allá de todo lo que proporcionan esos amigos y los nacidos bajo el signo del Piscis tampoco parecen muy dispuestos a entregarse.

Hombre Capricornio y Mujer Piscis

Los nacidos como Piscis no son, desde luego, un dechado de virtudes salvo en aquello que hace o en lo que realmente les ilusiona y en lo que sueñan.

Valoran de forma muy positiva todo aquello que tiene alrededor pero el concepto amistad no es que lo tenga muy arraigado, además es de los que siempre tirarán hacia su lado y de los que se olvidará del resto.

Los Capricornio son particularmente celosos, reservados de su intimidad, cuando ven su espacio invadido se ponen a la defensiva y cuando se entra en ese espacio es una invasión, o entendida como tal.

En la amistad, por tanto, no son de los que puedan decirse que tienen mucha atracción aunque no sea imposible que se dé, simplemente es que tienen conceptos alejados el uno del otro y se desaconseja aunque haya excepciones que confirme la regla.

En el amor es algo en lo que van a tener que demostrar mucha  paciencia si quieren llegar a algo, la realidad es que muestran intereses comunes pero también se encuentran en polos alejados. Es curioso pues pueden tener una relación sentimental, más o menos estable, sabiendo que siempre van a tener una espada sobre ellos esperando a caer por sus diferencias insalvables.

Los Piscis quieren abrazar al amor pero también lo tienen como una necesidad y como una obligación. Bajo todo lo que representa  evolucionan y se encaminan a lo que quieren ser, es algo que usan para crecer y que les enriquece.

Capricornio no tiene planes sentimentales ni los quiere tener, y menos de futuro, son de los que prefieren tener un buen rato antes de algo con vistas a largo plazo, pero es un error del que saldrá con un poco de sentido común si no quieren verse solos. Aunque igual es demasiado tarde.

En el amor tampoco están llamados a tener demasiada ligazón pues son de los que al conocerse se atraerán, luego vendrán las diferentes formas en las que entienden la vida y llegarán los problemas y comprenderán que no están hechos el uno para el otro.

Deben tomar grandes decisiones, deben afrontar todo aquello que se pone en su camino y por ello entrar en un enfrentamiento por ser dispares. No deben dejar nada al azar, siempre debe haber un margen calculado para aquello que hacen o que dice más allá de cualquier jugada del destino que pueda haber.

Piscis es un soñador, se deja llevar por sus sueños, por todo lo que tienen en la cabeza y que de alguna forma les hace evolucionar hacia metas que son tan quiméricas como irreales pero que les gusta pensar que pueden lograrlas y contra el mundo de los sueños poco se puede hacer más que luchar o dejarse llevar por el deseo de cada uno.

En el trabajo no se puede decir que ambos sean compatibles, sobre todo por qué tienen conceptos muy diferentes de lo que es la labor, se encuentran en extremos muy distantes, muy apartados, y por qué el concepto que tienen ambos es tan diametralmente opuesto que parece complicado conciliar distancias. Tienen una idea diferente de lo que es el significado y la utilidad que pueden tener.

Para Capricornio es una forma de ejercitar la mente y lograr los restos de la vida, es una forma de forjar y definir aquello que nos ayuda a seguir por el camino de esta existencia que, muchas veces, da tantos sinsabores.

Piscis cree que el trabajo es una forma de esclavizar a la persona y, por tanto hay que tener mucho cuidado con ello, lo justo para vivir y no estar atado a ello: “trabajar para vivir” nunca lo contrario.

En la familia es algo que se debe tener en cuenta pues piensan de la misma forma y no es más que una vía para alcanzar algo tan importante como la felicidad. Las relaciones y perspectivas familiares despiertan un gran apego en ellos por lo que se sienten cómodo dentro de las mismas. Tienen a capacidad de sanar muchas de sus heridas y sacar adelante cualquier cosa que se plantee frente a ellos.

No es la mejor combinación de signos, son de los más antagonistas pero hacen que se controlen bien sus extremos y que pudiera haber alguna tolerancia entre ambos.

¿Son Compatibles en la Cama?

Si bien hemos afirmado que el amor no son especialmente compatibles, en cambio, en el terreno sentimental son de los que mejor se complementan y es posible que debido a ello muchas relaciones sentimentales se hayan basado en el principio en el buen funcionamiento en la cama.

No quiero que se entienda que esto es una verdad absoluta y que Capricornio y Piscis no pueden llegar a tener una relación de amor satisfactoria. Lo que si os digo es que va a resultar muy complicado y va a requerir de mucha paciencia por ambas partes.