Compatibilidad del Hombre Capricornio y Mujer Aries en el Amor y en la Cama

compatibilidad

La sorpresa es mutua cuando estos dos signos se enamoran puesto que se dan cuenta que están hechos el uno para el otro y una relación de pareja entre ambos puede resultar de lo más gratificante.

El hombre Capricornio se asombra de verse con una mujer que despliega tanta energía con facilidad, le fascina su determinación y su vitalidad a la hora de hacer.

La mujer Aries desde toda su seguridad, siente escozor cuando ve que él no se derrite de inmediato en su presencia y esto la emboba y atrae de manera irremediable.

Compatibilidad en el amor

Ella envalentonada, sale a afrontar el reto de la aparente indiferencia de Capricornio. Es entonces cuando este ve su oportunidad y se lanza abiertamente en la persecución de los encantos de Aries, ahora nada queda oculto para ninguno.

De la fogosidad de ella y la tranquilidad del hombre Capricornio parece desprenderse la mejor posibilidad de su encuentro. Ambos son curiosos, a ambos les seducen los misterios que el otro parece contener en su fuero interno.

Mientras se van descubriendo, ambos se percatan de lo que cada uno ofrece y pudiera aportar a su potencial emparejamiento. En estos momentos todo es emoción y suspenso, cada detalle es una oferta de nuevas y posiblemente, mejores cosas.

Ella ve en Capricornio elementos de estabilidad que ella no tiene y necesita. Él ve mientras tanto, lo emocionante de la manera tan apasionada de ser de Aries. Ella necesita la paciencia y la serenidad, él necesita la emoción.

La prisa por ver resultados van corroyendo el ánimo de la mujer Aries. En estos momentos es cuando la lucidez y ecuanimidad de Capricornio cobran sentido ayudándole a recobrar su firmeza.

La mujer Aries sentirá como comienza a amainar el estrés dentro de su mente y una impresionante sensación de alivio se apodera de todos sus sentidos. Él percibe con claridad cuánto bien le proporciona su relación con ella.

La dama se dejará conducir hacia su tranquilidad por la imperturbabilidad de su compañero. Ella se deja llevar, le está siendo fácil captar y apreciar las diferencias entre el peso de su ansiedad y la liviandad de la paciencia y la serenidad.

Él le muestra y le hace sentir los beneficios que el sosiego y la prudencia le proporcionan. Aries aprende a su vez a dejar salir su gratitud.

Tanto Aries como Capricornio son personas inteligentes y sensibles, su relación hará posible que consoliden la pasión que ambos sienten por y frente al otro.

Compatibilidad en la cama

El lecho no solo es el lugar en donde todas las personas desahogan sus pasiones amorosas. En el caso de la pareja Aries y Capricornio, también es el lugar en donde se muestran todo lo que son capaces de ofrecer y dar.

Para esta pareja, la cama es el lugar apropiado para que entiendan el más profundo sentido del amor.

Para ellos no se trata solo de los sentidos, aquí está incluida prioritariamente, el alma de cada uno. En la cama se juegan el todo por el todo en cada sesión.

Las capacidades afectivas de cada uno suelen manifestarse de la manera más clara cuando Capricornio no está en sus mejores condiciones, Aries simplemente lo compensa.

Ella aporta la energía necesaria y él se deja llevar dócilmente. Cuando pasa lo contrario, él es capaz de hacer que ella recobre todo su entusiasmo, él conoce todos sus caminos y atajos. Sus relaciones exhiben de la mejor manera eso que se llama compatibilidad.

Aries sabe sorprender a su hombre y esto significa que tiene cierta ventaja sobre él, puede adelantársele en muchas ocasiones, esto resulta muy grato para ambos.

Este hombre en su mejor momento, puede ser enérgico e inventivo y es capaz de satisfacer todas las expectativas que su compañera trae a la cama. Pero que a ninguno se le ocurra dejar al otro en el simple entusiasmo, si no se pasa a mayores, el disgusto pudiera ser de grandes proporciones.

Para ambos, el amor tiene su inevitable componente carnal o corporal, pero además debe tener muy presente su aspecto emocional y espiritual para que sea completo.

Cuando en la pareja ambas cualidades están presentes, el entusiasmo cobra fuerza y se transforma en fuerza vital que contribuye a fortalecer su relación de amor, les funde en la unidad que se necesita para preservarse como unión duradera.