Compatibilidad del Hombre Capricornio y Mujer Piscis en la Cama y el Amor

Compatibilidad

Algo que caracterizará esta relación de amor entre ellos es lo legales que van a ser el uno con el otro. La sinceridad y lo claro que van a llegar a hablarse cuando surja algún conflicto entre ellos.

Es común señalar que lo mejor de una relación entre un hombre Capricornio y mujer Piscis es la honestidad, la honradez visible de su relación, y el afecto.

Pero el común de las personas deja de lado un elemento de mucha importancia (aunque no lo parezca) entre ellos: el humor. Entre estos signos la alegría, las risas, la diversión, pueden ser nexos poderosos. Si un hombre Capricornio se relaciona seriamente con Piscis, puede decirse que su felicidad está más que garantizada.

Compatibilidad en el amor

En una relación entre estos dos signos, existen todas las condiciones favorables para que ambos lleguen a sentirse realizados, completos y orgullosos.

Nunca se habían visto tantos elementos confluyendo en la dirección de la felicidad de una pareja conformada por Piscis y Capricornio.

Lo único que verdaderamente necesitan es encontrarse justo en el lugar adecuado y en el momento preciso. Esto no es poca cosa a decir verdad.

Ambos son signos del horóscopo que pueden resultar muy compatibles, tanto en el amor como en la cama.

La mujer Piscis tiene el secreto para conseguir sosegar a Capricornio, tiene la habilidad de saber cómo ayudarlo a darle salida a sus problemas más complejos.

Él solo necesita que la retribución de Capricornio sea no descuidar su relación, ella necesita y requiere que el afecto entre ambos sea algo prioritario.

Este deberá de tener en cuenta que ella está poniendo todo su empeño en llevar la relación a buen puerto, y esto es algo que a ella le gusta que le reconozcan.

En todo momento, debe hacer que ella perciba todo el amor que le profesa; debe además, mostrarle agradecimiento por estar ahí toda vez que la necesita.

La dama del signo Piscis es una de las personas más empáticas que se puede tener como pareja. Siempre piensa y actúa con su corazón a flor de piel.

Estamos hablando de un tipo de mujer que lo da todo, pero que esto no lleve a confusión alguna, ella no es débil. Todo lo contrario, ella es capaz de exhibir una fortaleza a toda prueba cuando la necesidad de defender a los suyos se impone.

Intentará poner todo el empeño en cuidar la relación y si para ello tiene que sacar las uñas y atacar a quienes ponen en peligro la misma lo va a hacer con todas sus fuerzas.

El hombre Capricornio tiene sus propios problemas que resolver y necesita, entre otras cosas rechazar toda vibración negativa que le dificulte afrontarlos con seguridad.

Compatibilidad en la cama y sexualmente

La relaciones íntimas entre estos dos signos es compatible. Esto es debido a que ambos en la cama lo dan todo y quieren que su pareja se quede satisfecho.

En contraste con el resto del género masculino, para Capricornio no se trata de un juego de dominio sobre su mujer.

Piscis pude perfectamente tomar la iniciativa de su encuentro erótico y cuando lo hace, se toma su tiempo, deja fluir su malicia y pretende obtener la máxima diversión. Actúa muy metódicamente, pero con toda la pasión que la caracteriza.

Esta mujer conoce de juegos de prestidigitación sobre las zonas erógenas de su hombre, sabe muy bien qué hacer, y lo hace. Lentamente, va rodeando su objeto del placer sin pausas, se acerca y se aleja impulsando la excitación de ambos, en un juego interminable.

Capricornio se deja llevar en la cama y responde al mismo ritmo, le encanta saberse deseado, le encanta que lo seduzca a su mujer. En esos momentos reivindica haber elegido bien a su compañera, ella lo sabe.

Después de todos los preliminares, Piscis se deja arrastrar por su pasión, ya no juega, solo desea recibir y dar al unísono, cierra sus ojos y siente.

En adelante el tiempo se va en jadeos, sudoración, movimientos lánguidos, pero profundos y melosos, cada cuerpo se adhiere al otro y se suelta. Todo es un círculo perfecto, sin principio ni fin. Todo es vuelta a empezar nadie sabe desde dónde ni hasta dónde. Tan solo van entrelazados en un amor delicado y suyo.

El hombre Capricornio y la mujer Piscis en la cama tienen una afinidad total, los deseos son los mismos, dejaron de ser dos cuerpos para fundirse en uno. En la pasión amorosa son una pareja que es una sola cosa y en esos momentos, saben que se han vuelto a encontrar en el cenit de su ser.

Qué más pudiera pedirse que ya no tengan entre sus manos. Los une el amor, los une su compatibilidad, los une su mutua pasión, los une la felicidad de saberse pareja.