Compatibilidad del Hombre Capricornio y Mujer Tauro en la Cama y el Amor

Compatibilidad

Esta combinación de signos es muy consciente que todo proceso requiere su tiempo, y el tener una relación no es nada fácil. Por ello, no van a tirar la toalla a las primeras desavenencias que aparezcan entre ellos.

La mujer Tauro sabe que su hombre es de grandes decisiones y para el Capricorniano ningún punto de vista de su compañera está fuera de límite, esta pareja logra un equilibrio considerado para el amor logrando unirse de forma solidaria y noble.

Presenta un alto grado de compatibilidad en la cama, lo cual también es un punto importante a su favor, ya que ambos son fogosos y requieren que en este terreno la afinidad sea completa.

Compatibilidad en el amor

Es una pareja de personalidades difíciles, pero afortunadamente consiguen entenderse, aunque el proceso se lleve tiempo. Lo interesante de esta relación es que ambos signos del horóscopo van a saber encontrar el equilibrio entre sus diferencias y con astucia van a saber salvar esos obstáculos.

Enamorados pacientes y perdurables

Si en algo coincide perfectamente esta pareja, es en establecer lazos fusionados por fibras de mucha honestidad. Aunque la mujer Tauro es en algunos momentos muy aguda en cuanto a sus decisiones,

Capricornio la comprende, porque este solitario caballero de armadura conoce muy bien la prudencia y la discreción, así que no será una tarea muy difícil para ellos aceptarse en el amor.

La mujer Tauro es muy constante y su hombre Capricornio correrá cualquier riesgo por acompañarla en la aventura. Esta relación se nutre de mucha admiración, porque a ella le enamora la paz que Capricornio siempre irradia.

El amor es todo lo que importa

La fidelidad es el escudo del hombre capricornio y la mujer Tauro siempre alaban esta cualidad. Es una pareja que corteja con mucha paciencia y en el asunto descubren un mar de posibilidades para amar, por eso son tan especiales y exigentes, porque le dan al amor un lugar muy alto en sus expectativas.

Amar para Capricornio es una entrega que no necesita alevosías y falsedades, así pues, la mujer tauro es muy frágil ante los cambios toscos, y por eso ella descubre que necesita tener a su lado a un hombre como Capricornio.

Compatibilidad en la cama

Un encuentro entre estos signos del zodiaco es toda una experiencia desbordante de contemplación y deseo. Apenas coinciden espiritualmente se sienten hasta cuando respiran, el amor los invade de felicidad porque ambos han batallado para tenerse cerca.

Amantes reveladores

El hombre Capricornio se deja llevar por la experta mujer tauro en la cama que, aunque no lo demuestra a la primera termina exteriorizando que lleva un caudal de fuego en su interior.

Esta mujer siempre dará la iniciativa, mostrándole el camino más caluroso al dócil capricorniano, para él hacer el amor será una forma más íntima de conocer otros aspectos de su explosiva compañera de cama. Esta pareja juega de manera excitante al descubrimiento mutuo.

Es una pareja que siempre está disponible para desordenar las sábanas, y precisarán de mucho tiempo y espacio sin obstáculos porque asumen tal concentración el uno hacia el otro, que se olvidan totalmente del mundo. Capricornio acostumbra vivir en su espacio y hacer a la taurina su invitada de honor, por el contrario, ella servirá a su visita especial como todo un emperador porque es una mujer muy complaciente y no teme hacerse ver.

Placer sin interrupciones

Para la mujer Tauro es importante tener a su lado a un hombre que sea capaz de saciar todos sus deseos, absolutamente todos, y cuando se cruza en la alcoba con un capricorniano la afinidad es tal, que es imposible evadirse.

Se preparan con total comodidad para el encuentro y si es imprevisto, lo convierten es un lujoso festín, porque para esta pareja hacer el amor es todo un acto de entrega. Sencillamente el amor y el placer concebirán tiempo para ellos.

El hombre capricornio se hace el inexperto para que sea la mujer tauro quien lleve la iniciativa y le sorprenda. En cambio, la tauro siempre juega con ventaja en la cama porque sabe perfectamente que tiene que hacer para satisfacer a su pareja.