Compatibilidad del Hombre Libra y Mujer Tauro en la Cama y el Amor

compatibilidad

Es una de las parejas más completas que el cosmos suspira atesorar unida, no es difícil lograr su alianza, pero es muy obvio el esfuerzo que procuran hacer por mantenerse muy cerca el uno del otro.

La mujer Tauro será siempre un alma precavida que atenderá el tacto sutil del hombre libra con mucha atención, una vez este haya demostrado lealtad plena. Al enamorarse, esta pareja no puede negar su atracción mutua, pero cobrará mucha paciencia.

La afinidad o compatibilidad en la cama que tienen es de lo más destacado que se puede observar en esta pareja. Esto es un dato muy importante puesto que ambos signos del zodiaco se caracterizan por ser muy ardientes y necesitan tener ese aspecto cubierto para no caer en tentaciones de infidelidad.

Tauro y Libra sexualmente y en la cama

Hacer el amor es más que un vocablo para los sentimientos que pueden tener ambos signos, pues logran compartir una relación física muy conveniente.

Una vez se han entregado en alma buscan desesperadamente hacerlo en cuerpo, y por ello el hombre libra y la mujer tauro en la cama amarán acompañarse entre las sábanas.

Hacer el amor entre ternuras y dulzuras

Esta mujer exige tácitamente que la ponga en acción, es dedicada con los preliminares, una mujer de caricias tiernas y suaves. Este hombre toma todo este placer que ella expone ante él y hace que alcance la cima imperiosa del placer.

Es una pareja que sabe hacer fuego con solo aire y tierra, y aunque parezca increíble de creer, logran meter en razón todo lo que inicialmente no entendían como posible, y entonces se envuelven sin intentar desprenderse.

Su afinidad en la cama es sin lugar a dudas una de las más preciadas sentimentalmente hablando, y físicamente también, pues es una pareja que se agita al acariciar cada parte del otro una vez se han desnudado enteramente. Hacer el amor no es solo algo carnal en ellos, es algo también espiritual.

Satisfacción y gusto total

La seguridad impera en la cama, nunca tendrán problemas en la intimidad porque ambos saben perfectamente lo que quieren y conocen cada parte del otro, sentirse plenos solamente será una regla sobre la cama en cualquiera de las sueltas fases de cada fogosa y apasionada noche de amor.

El amor será la dosis perfecta en lo cotidiano, pero entre sus dermis simplemente encontrarán el pretexto perfecto para descubrirse uno al otro, pues los encuentros románticos de esta pareja son intensos dadas las necesidades de complacer sus gustos mutuos.

Compatibilidad en el amor

Ella es una compañera que sabe muy bien lo que quiere y el libra necesita de alguien así a su lado, adecuado para casi todo lo que ella necesita, y este será el secreto mejor guardado para certificar el éxito total de una larga relación.

Los amantes de Venus

Esta mujer hace que su pareja se sienta especial y el libra se deja querer porque es un hombre que sabe apreciar a las personas que merecen la pena. Es una pareja que se encuentra sin buscarse porque sus atractivos son vibrantes.

Ella busca el encanto y romanticismo que el hombre siempre está dispuesto a darle, y apenas se encuentran se dan cuenta de que se necesitan, y entonces esta dispersa pareja comienza a abandonar la timidez y el misterio para dejarse llevar por los senderos despejados del amor. Se reconocen en la compresión y la ternura.

Son la danza del afecto y el romance

El hombre Libra constantemente busca inspiración en la belleza de una mujer discreta y elegante, atributo que logra revelar especialmente la selecta tauro.

Un baile en la sensualidad de los gestos sencillos y la actitud atrayente de esta pareja, es la que los hace contemplarse finalmente, y esa sensualidad discreta de Tauro logra ser descubierta por la constancia del hombre Libra que alcanza las caricias de su pasión y se pierde con ellas.

Una pareja que se muestra tierna mutuamente, gentil, emocional y muy apasionada, demostrando al mundo que su unión es posible pese los juicios de cada uno.

Su alianza sencillamente serán una muestra victoriosa ante los juicios externos, porque explicarán a todos las formas tan espléndidas de comprensión que existen entre el amor, el afecto y el romance acoplándolos prudentemente con verdaderos y sinceros gestos de compromiso.