Compatibilidad de Sagitario y Piscis en la Cama y la Sexualidad

Compatibilidad

Esta combinación a nivel de pareja presentan diferencias que, aunque pudieran parecer insalvables, solamente un profundo amor puede hacer que se superen para poder tener una relación sentimental.

Mala compatibilidad la que tiene el hombre Sagitario con la mujer Piscis pues les separa mucho en la forma de ser y el carácter, pero que si se lo proponen podrían conseguirlo, aunque con mucho esfuerzo.

Ella es paciente y sabe escuchar, tiene el sosiego hasta que se acaba su paciencia y explota como un volcán, justo en los momentos en que deberían de ser más frías para poder conciliar y que la sangre no llegue al río.

A Sagitario le gusta escuchar, pero quiere que también le escuchen y que se sepan de sus dudas, desconfianzas y miedos.

Sagitario y Piscis en la cama

Satisfacen sus instintos y necesidades físicas y pueden hacerlo sin establecer lazos emocionales o sentimentales con la otra persona.

Sagitario es fantasioso mientras ella es delicada, pero muy dominante en la cama. Él va al grano y ella quiere juegos de seducción que en determinados momentos el hombre sagitario no se los proporciona.

A la mujer piscis le molesta esta forma de actuar de su pareja, al que parece importarle poco ya que solo buscan satisfacer sus deseos carnales.

Para que ambos signos confluyan deben tener más comprensión el uno con el otro, lo cual raramente sucede y este es el motivo por el que la compatibilidad en el amor y en la cama no sea la más propicia para que la relación dure en el tiempo.

Aun así, todo es posible y nunca hay que descartar que triunfe el amor entre ellos y desde la base de la compresión puedan encauzar sus diferencias para tener una unión sentimental plena y alejada de conflictos.

Si lo logran podrán tener una oportunidad donde los astros dicen que no son muy compatibles, por la diferente personalidad que tienen ambos, pero el amor puede con todos los inconvenientes.

Compatibilidad en el amor

Él mira demasiado por sí mismo y ella necesita de mimos y delicadeza, siendo esto y algo que el hombre sagitario no lleva bien porque lo considera una cursilada empalagosa que no va con su masculinidad y como tal no se presta a ello por mucho que se lo pidan.

Tendrían que pensar el hombre Sagitario y la mujer Piscis en la cama en todo lo que son los defectos y virtudes de la relación e intentar mejorar, decir todo lo que le molesta al uno del otro y ser muy claros para poder salvar la relación.

Deberán de suavizar las grandes diferencias que tienen estos dos signo del horóscopo, tratar de cambiar y entenderse desde el respeto y respetando que cada uno tiene una forma de ser.

Si realmente se aman lo lograrán, pero si el cansancio y el hartazgo de tanta discusión ha hecho mella en los sentimientos va a resultar casi imposible que una mujer piscis y un hombre sagitario pueda formar una pareja duradera.

Son personas muy sociables, pero les molesta que el otro lo sea, y no llegan a ningún acuerdo en este sentido pues ninguno de los dos va a querer ceder.

Si están juntos llegará el momento en el que ambos revienten por que la situación con el otro no le gusta, se deben plegar a condiciones que le marcan y tanto estar con gente o estar a solas es un problema para uno y otro.

La naturaleza de ambos es contraria y eso les molesta. Mejor es estar alejados cuando se produce esa circunstancia y si se da hay dos opciones: aguantar sin discutir -que es difícil dado el carácter de ambos- o alejarse sabiendo que puede ser definitivo.

Eso hace que ambos tengan posiciones muy alejadas, muy distantes, tanto que les hace incompatibles.

Tienen momentos extraordinarios en los que la mujer Piscis y el hombre Sagitario tienen una relación muy buena y fluida, tienen su momento de convergencia y es fundamental que se den cuenta de ello pues es el único punto de unión y que podría hacer que su compatibilidad en el amor fuera buena.

El hombre Sagitario es un seductor al que se le van los ojos detrás de las mujeres como suele suceder con casi todos los signos, pero es que estos son muy poco disimulados y esto molesta mucho a la mujer piscis.

No tiene demasiada diplomacia, no tiene tacto, es muy directo y eso puede asustar a las féminas que son celosas y están convencidas de la forma infiel en la que se manifiesta su pareja.

Es tranquila y llena de armonía, pero eso se puede romper si él no le da lo que necesita. Él es intuitivo pero ciego para muchas cosas del amor. Les une el optimismo, pero les separa la monotonía y el choque en su manera de entender la vida y las relaciones de amor.