Compatibilidad de Libra y Escorpio en el Amor – Hombre y Mujer

Libra y Escorpio

Se podría decir que la relación entre ambos signos va a ser complicada debido a la lucha interna que siempre tienen ambos signos del horóscopo y que no son muy tolerantes con su pareja, pero esto es algo que se puede solventar.

La compatibilidad entre Libra y Escorpio en el amor no es sencilla, quizás por qué el segundo tiene una forma de ser muy particular, muy especial, puede llegar a ser encantador u odioso, nos puede cautivar o nos puede repeler y siempre nos podrán llevar a ese campo en el que se mueven tan bien como es el de la confusión.

El hombre libra puede llegar a despistar tanto que no saber a qué se está jugando o refiriendo en cuestión, y ante eso la mujer escorpio se desespera.

Son buenos compañeros, con una filosofía de vida particular, que nunca van a querer hacer el mal aunque no siempre tomen el mismo camino en el amor. Se trata de dos signos del zodiaco muy particulares que lo mismo se rechazan que no pueden estar el uno sin el otro.

Libra es de los que prefiere tomar las cosas con más frialdad, con más calma, analizándolo todo muy bien, de forma más correcta, teniendo más visión y más perspectivas de todo, siendo discretos, ellos no disfrutan del caos como su pareja y no quieren sobresaltos.

El escorpio y libra chocan muchas veces y sólo la actitud diplomática puede atemperar las dotes de mando del nacido bajo el signo de la balanza.

En el amor pueden ser compatibles hasta el extremo que a su vez rechazarse por tratarse de dos personas con demasiadas similitudes. Esto es una ventaja pero a su vez supone un obstáculo para una relación plenamente feliz.

Es muy atractivo para el hombre lo que ofrece su acompañante, la vida bajo el riesgo, jugar con fuego en no pocas ocasiones, le fascina el control que tiene de determinadas situaciones, el cómo puede controlar cada aspecto de todo aquello que hace.

La mujer es muy apreciada por su pareja por la sensibilidad, que puede llegar a ser fascinante, y que por ello logra que la atención se centre en ellos si tener el ánimo de ser el centro de la reunión o de la fiesta.

Hombre Libra y Mujer Escorpio

El nacido bajo el signo de libra y que sea hombre se toma las cosas de una forma intensa, se les ve en cada gesto y en cada movimiento, son de actuar más que de hablar pese a qué tienen un concepto muy ponderado de todo y gusta de pensar en lo que van a hacer, del paso a dar.

Se contrapone el orden con el caos, a veces tan necesario para que el sentido natural de todo tome su total significado.

En el amor ambos tienen también mucho que decir pues Escorpio es un signo que no se anda con rodeos en este sentido, lo que quieren se lo marcan como un objetivo prioritario y van a por ello, no se limitan a demostrar lo que sienten cuando aman a una persona sino que van a más y muestran todo su carácter protector.

Aunque el hombre escorpio tiene fama de ser posesivos y celosos no lo son en su mayoría, sólo aquellos que tienen más marcado el signo y el ascendente, el resto son sumamente tolerantes y permiten libertades pues entienden que las personas no son propiedad de nadie.

Cuando están en el punto en el que pueden ver amenazada su relación la pelean con uñas y dientes, pelean por lo suyo, por lo que quieren, no hay nada que les pueda frenar pues muestras su lado más agresivo. Escorpio no suele ser intolerante hacía nadie pero sí si se les ataca o tratan de hacer daño.

Compatibilidad en el Amor

El amor para ellos es necesario, mucho, pero no es algo que les sea vital, no lo pueden dejar a un lado por qué saben que necesitan amar y ser amados, máxime con el carácter que tienen, pero también entienden que es un elemento que les puede ocasionar debilidades y eso les condiciona pues no entra en sus planes y no quiere que les afecte al equilibrio mental que tienen.

Libra es meticuloso y tratar siempre de llevar a su terreno a su pareja, sabe usar sus armas que son poderosas, no duda en recurrir al terreno amatorio si con ello consigue lo que quiere, sabe del caos de su compañero/a y trata de centrarlo en aquellos puntos donde sabe que puede atacar o ser más irreflexivo, con ello pasa a un estado de mansedumbre más fácil de controlar.

El nacido bajo el signo de la balanza representa la cavilación, la estrategia, el pensar en las situaciones y abordarlas con mayor inteligencia.

Como amigos es una relación tortuosa y hasta arriesgadas, sofocante, el primero es más calmado y el segundo más nervioso, de forma que o se centra el segundo ante el primero o lo contrario no es posible pues este no va a perder la compostura, no va a perder la forma de ser que tiene ni los nervios templados o el carácter, en ocasiones, calculador.

Para que funcionen deben ajustar sus respectivas maquinarias, máxime cuando siempre se tenderá tratar de cambiar a la otra persona que, no nos engañemos, se da cuenta de estas acciones y sólo la tolerancia hará que se pueda  o no.

La intensidad de una relación de amor entre libra y escorpio tiene la ventaja de la pasión pero a su vez la desventaja de querer llevar ambos el mando de la relación y esto va a generar conflictos.

En materia laboral se toman las cosas de diferente forma, el primero por ser muy responsable, muy disciplinado, con mucha atención, son muy productivos. Los segundos son más tranquilos, el trabajo no es una prioridad en la vida y lo tienen en segundo plano, no les gusta agobiarse aunque la capacidad que tienen es muy alta.

¿Son Compatibles en la Cama?

El hombre escorpio y la mujer libra son excelentes compañeros en la cama en donde pueden dar rienda suelta a su imaginación.

Siempre habrá uno de los dos signos del horóscopo que quiera más, y en eso radica la gran compatibilidad en el terreno íntimo.

Si a todo esto le sumamos que libra y escorpio enamorados son un volcán de pasión en cuanto a cariño, nos encontramos con una buena pareja que puede llegar lejos en los difíciles caminos del amor.

Deben de recordar tanto la mujer escorpio como el hombre libra que los celos no son buenos compañeros y puede que por amabas partes surjan esos celos que podrían ir más allá de lo que se considera normal.