Lorenzo Jiménez, el ciudadano que califica al Ayuntamiento de “corrupto”

 

CÁDIZDIRECTO/David de la Cruz.- Lorenzo Jiménez vuelve a pedir la palabra. No se rinde. En su mano una carpeta llena de documentos. No improvisa, ha contrastado todo lo que tiene que decir. Este ciudadano dio recientemente la espalda a los políticos como denuncia a su “despotismo”. Lleva toda la vida implicado. Ha sufrido incontables arrestos domiciliarios. Nunca tira la toalla.

Hoy se postró frente al micrófono. Con pocas cosas que decir. Aunque todas contundentes. Le interrumpieron. Apenas pudo terminar su discurso. “Este Ayuntamiento es el más corrupto de España”. Luego, lo explicó. Habló de las pantallas LED, de un concurso de adjudicación “dudoso”, la explotación para una empresa que luego fue investigada en el caso Palma Arena, Bruno García cambió la concesión de nombre, según Lorenzo. “Eran los mismos, sólo que con otro collar”.

También habló de los gastos: “Anunciáis que Cádiz Conecta no cuesta absolutamente nada. Pero yo tengo aquí que salió por más de cuatro millones y medio de euros. Más de dos provenían de las arcas municipales, el resto en concepto de publicidad”.

Recordó a los ciudadanos sin luz, sin techo ni agua. “Mientras la gente pasa penuria, habéis gastado 36.000 euros en arreglar la instalación eléctrica de la Hermandad del Rocío. Y más de 12.000 en la carroza”. 

Lorenzo Jiménez insinuó que aquello interesaba al concejal Blas Fernández, presidente de Eléctrica de Cádiz. “El campeón de las Cuestas de las Calesas (así calificó a Blas Fernández) sólo mira por su beneficio”.

El Pleno terminó prácticamente con su discurso. Luego, hubo un tumulto en el salón. Teófila Martínez salió custodiada por la Policía. También Blas Fernández, que dijo algo a Lorenzo Jiménez. Según el activista, le había “amenazado”. “Quédate con mi cara. Me ha dicho que no me olvide de su cara”, gritó tranquilo y sonriente Lorenzo. “No me puedo olvidar, es un hombre conocido”, zanjó.