José y Carmen, solidarios y veteranos contra la crisis

CÁDIZ DIRECTO.- En Cádiz tenemos ciudadanos anónimos que sin ningún tipo de ayuda oficial ni subvenciones, llevan años dedicados a realizar de una forma anónima una gran labor social. Afincados en una casa humilde en el barrio El Balón, con cuatro hijos, dos de ellos parados, han sacado tiempo para aportar su grano de arena para ayudar a los más necesitados.

Desde su propia casa, José y Carmen, han creado una infraestructura para ayudar a todos los gaditanos que acuden a ellos para solicitar cualquier cosa que necesiten. José lleva años moviéndose por todo el comercio gaditano solicitando a los comerciantes todo lo que puede precisar para abastecer las necesidades de sus paisanos y hasta el momento nunca le han fallado.

Aunque lleva años realizando ésta labor, en los últimos tiempos ha notado que la afluencia de personas con problemas se ha incrementado. Comenta, con pesar, que los niños y las personas mayores son los más perjudicados del impacto de la crisis. Expone casos de verdadera necesidad en nuestros barrios. Niños que acuden cada mañana al colegio sin poder desayunar, críos que no pueden acudir a su jornada escolar por no tener unos zapatos que ponerse, abuelos que necesitan pañales y no se les receta suficientes para todo el mes, ancianos que sacan adelante con sus pagas a toda su familia…

José es voluntario en la Asociación de Vecinos Juman, en  Madre Coraje, en el  Comedor de María Arteaga,  en la Casa de Córdoba, en los Caballeros Hospitalarios y en el  Banco de Alimentos de Cádiz. Pero nos repite una y otra vez que él no quiere medallas ni reconocimientos, que su mayor recompensa es saber que alguien ha sonreído en medio de su tragedia, ya con eso su esfuerzo se ve retribuido.

También nos comenta que las ayudas sociales cada vez son más escasas y que su ayuda no solo se está limitando a particulares, también colaboran con guarderías municipales aportando ropa para los críos, material farmacéutico en asociaciones dedicadas al cuidado de mayores o enfermos de sida, comedores creados por personas independientes en algunos barrios de nuestra ciudad… un sinfín de personas que cada día esperan con los brazos abiertos una visita o una llamada de José o de Carmen.

Según Carmen las zonas más desafortunadas y donde más se ha agravado la situación es en barrios como Guillén MorenoCerro del Moro o Santa María. Pero no solo su labor se queda en nuestra ciudad, a él han llegado colectivos del Puerto de Santa María, Rota o Jerez para que les ayude, y por supuesto, José nunca se niega a ayudar a nadie.

Pero José y Carmen no están solos, desde que aparecieron las redes sociales, son muchos los colaboradores que se han unido a ellos en este trabajo tan solidarios. Páginas de Facebook como  Entre Todos PodemosEntre Todos Nos Ayudamos o Reciclaje Gaditano le han facilitado su labor, tanto a la hora de que los usuarios se pongan en contacto con ellos, como para solicitar ayuda al resto de los gaditanos.

Ambos mantienen la ilusión como el primer día, cuando uno de ellos flaquea ahí está el otro para animarlo. Están acostumbrados a codearse cada día con las miserias humanas y las injusticias, pero aunque saben que hacen todo lo que está en su mano, se sienten desanimados cuando no logran conseguir a tiempo un objetivo. Dicen no sentirse engañados por nadie en ningún momento, que si alguien realmente han acudido a ellos con mentiras son ellos los únicos que se engañan a sí mismos. Solo nos transmiten la necesidad de tener un pequeño local o habitación para poder almacenar la mercancía que tienen, ya que el patio de su casa se les hace cada vez más pequeño y con el consiguiente riesgo de que roben lo acumulado.

Desde aquí todo nuestro ánimo y nuestra más sincera felicitación a José y Carmen por haber conseguido encontrar un camino en la vida con tan digno objetivo.