El Kraken, el calamar gigante, volverá a tener su museo

CÁDIZDIRECTO.- Existen historias terribles de criaturas poderosas y esquivas que viven en el mar, animales que habrían arrebatado la vida a muchos marinos. Una de esas criaturas es el Kraken, el calamar gigante. Durante siglos se pensó que todo era una leyenda más, un cuento que hacía ver los peligros desconocidos que aguardan en la inmensidad de las aguas. Pero toda leyenda tiene su semilla de la verdad.

El Kraken es una criatura marina que hoy sabemos que existe, que es real, lo sabemos merced a las pruebas que él mismo ha ido dejando, tales como los restos de las presas que devora con su poderoso pico, por las filmaciones de pioneros que decidieron buscar al monstruo y, finalmente, por los cuerpos -sin vida- que han aparecido en diferentes puntos del mundo y que ha servido para identificar al Kraken con el calamar gigante.

La existencia del Kraken en España se centra principalmente en el norte, en la zona de la costa cantábrica y asturiana donde, incluso, dispuso de un museo, el Museo del Kraken, en Gijón. El museo sufrió los rigores de las inundaciones y quedó destruido, así que ahora las gestiones del alcalde de Valdés, Simón Guardado, van a hacer posible que los calamares gigantes de Luarca tengan una sede temporal. Para ello se reunió con la consejera de infraestructuras, Belén Fernández, y se acordó realizar un trabajo conjunto con la Coordinadora para el Estudio de la Especies Marinas (Cepesma). Ello debe dar lugar a un emplazamiento temporal para el Museo del Calamar Gigante.

Se quiere recuperar el anterior emplazamiento en los muelles de Luarca, según Guardado “hay una voluntad clara de recuperar el edificio pero quieren hacerlo con todas las garantías”. El Kraken tendrán su museo de nuevo aunque sea con carácter temporal hasta que los presupuestos permitan rehabilitar su antigua sede.