La abuela gaditana Carmen pone fin al calvario por la amenaza de desahucio

Se paró el desahucio de Carmen, la abuela de 84 años de Cádiz, que ya ha firmado su contrato de alquiler. Mucha gente lo está celebrando en las redes sociales, como María Antonia Pacheco Cumbre, que resalta que “cuando el pueblo se une sin siglas ni ideologías tenemos el poder”.

Antonio González, yerno de Carmen, ha escrito: “Hoy se termina un camino de sufrimiento… Por fin mi suegra firma el contrato de un piso… Y es justo agradecer a nuestro alcalde José María González, Kichi, por su interés y gestión en este asunto. A las técnicas y asistentas sociales que os habéis puesto manos a la obra. A Eva Tubío y demás concejalas por su interés y preocupación. A todas las personas involucradas, de otros grupos políticos, que tanto y tanto habéis preguntado y os habéis preocupado. A tod@as esas personas que de corazón nos paraban por la calle, o por mensajes privados, por redes sociales nos habéis alentado, apoyado y preguntado por cómo iba la cosa… Se termina el suplicio y Carmen Otero firma el alquiler del piso mientras hacen las obras del suyo. Gracias a tod@s de corazón”.

Este es otro agradecimiento de la familia, publicado por Juani Caleta, hija de Carmen:

Hoy toca agradecimientos: Al ayuntamiento por ocuparse del tema de la forma en la que se ha implicado, a las personas que han estado demostrando su apoyo desde el minuto uno como son Esmeralda Valle y Andrés Renato Toyos, de la plataforma de pensionistas y jubilados de Jerez, a Lorenzo y Pedro Pérez Rivera, de la plataforma de jubilados de Cádiz, y a todos los compañeros de la misma plataforma. A María Antonia Pacheco Cumbre por su colaboración y la manera de hacer suyo nuestro problema. A Carmen Sánchez , José Carlos, Mayte, Nuria y a Mara Rodríguez Vega, todos ellos y ellas concejales que cada vez que han podido han estado en contacto y nos han mostrado todo su apoyo y preocupación. Y a todos y todas vosotras que nos habéis apoyado, cada uno a su manera. David Schneider Daldes, Miguel Ángel Mulero Maza, Cristina. Rosario, José Antonio Casas… y tantos y tantos que nos habéis apoyado. Hoy por fin mi madre ha firmado su contrato y ya tiene las llaves de su nueva ubicación. Gracias a todos“.