La Agencia Espacial China pone en duda que EE.UU. pisara la Luna

El rover Yutu desplazandose por la Luna
El rover Yutu desplazandose por la Luna

 

CÁDIZDIRECTO.- La llegada del hombre a la Luna sigue generando una gran controversia pese a los años transcurridos, a la Historia pasó aquella imagen de la bandera de Estados Unidos izada ondeando en nuestro satélite, el mundo exclamó de asombro.Fue el triunfo del ser humano, el de una tecnología que daba crédito al éxito conseguido.

Pronto comenzaron a surgir voces que afirmaban que todo era un montaje y que realmente había sido grabado en un hangar donde se dispuso un completo estudio de grabación y un set montado con un decorado a tal efecto, incluso apuntaban a Stanley Kubrick como director de aquella grabación llamada a engañar al mundo.

Con los años el debate se enraizó y muchos son los que dudan de la llegada del hombre a la Luna. Ahora la sonda no tripulada de China, Chang’e 3, ha alunizado (aterrizado) y han remitido nuevas imágenes de la superficie lunar a través del rover que no ha encontrado evidencia del alunizaje tripulado estadounidense, esto ha creado conmoción y los conspiranoicos argumentan que todas sus hipótesis eran ciertas.

Las imágenes de la sonda china son extrañas, quizás por los filtros usados o las condiciones extremas, pero el suelo, por ejemplo presenta una tonalidad más tendente al marrón que al gris que nos mostró la NASA.

El rover robótico de energía solar “Yutu” o “Conejo de Jade” comenzaba a explorar Sinus Iridum, o la Bahía Arcoiris, una llanura relativamente suave formada a partir de lava solidificada.

Y llega la controversia cuando la Administración Espacial Nacional China publica las primeras fotografías del suelo lunar, que al parecer no es de color grisáceo, su tono es otro.

Así los partidarios de la teoría de la conspiración comienzan a aseguran que la superficie de la luna es en realidad de color marrón claro, vinculándolo con el origen común de la Tierra. Pero hasta los chinos son objetos de la polémica cuando teóricos de la conspiración afirman que China preparó otro falso aterrizaje en la Luna.

Colin Craig, escéptico y líder del Partido Conservador de Nueva Zelanda, dijo públicamente que no creía en el aterrizaje lunar de China y que las imágenes mostradas al mundo eran de algún lugar tomado en Japón, China y la India.

Chen Qiufa, director de la Administración Espacial Nacional China (CNSA), declaró que “todo el mundo se sorprendió cuando llegó el rover, ya que no encontraron evidencias de la llegada del hombre a la luna”.

Esto viene a unierse a la de ex-analistas y trabajadores de la NASA -con mucha leyenda urbana detrás- que dicen que jamás se llegó a la Luna y que “allá arriba no hay bandera estadounidense  ni vehículos tripulados lunares, ni herramientas u otros elementos que hayan pertenecido a las misiones espaciales tripuladas”.

Aunque la Historia, la Ciencia y nuestras mediciones actuales dicen todo lo contrario, incluso la reciente visita de la sonda SOHO que cartografió la Luna registrando los objetos humanos dejados allá arriba.¿Quién miente ahora?

Dentro de las corrientes conspiranoicas hay una nueva que se suma a todo ello y que dice como la NASA pidió a la Agencia Aeroespacial China que retrasara su lanzamiento o la del portal ruso “Vesti” que afirmaba que el verdadero objetivo de China era convertir la Luna en una “Estrella de la Muerte” donde hacer experiencias militares y armamentísticas.

Quizás las declaraciones del presidente chino Xi Jinping, al querer hacer de China una superpotencia espacial ayuda a empujar un poco más todos estos rumores con poco peso, de momento.

Hoy sabemos que el suelo de la Luna tiene diferentes colores predominando el gris, con  tonos azulados o rojizos, dependiendo de la cantidad de titanio y de hierro que se encuentre en el sustrato. La diferencia de coloración se puede apreciar en la zona limítrofe entre el Mar de la Tranquilidad y el Mar de la Serenidad.

El Apolo 17 encontró tonos anaranjados y verdosos originado en una erupción volcánica lunar, que se solidificó rápidamente formando granos de ese color. El cráter Shorty es de color naranja tenue.

Así en la Luna podemos encontrar diferentes colores de suelo y no por ello ha tenido que existir ningún montaje, aunque en la carrera por el Espacio todo el posible.