La clausura definitiva a un cementerio con más de dos siglos de historia

La clausura definitiva a un cementerio con más de dos siglos de historia

CÁDIZDIRECTO.- La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Cádiz han firmado esta semana la clausura del Cementerio de San José. Han pasado desde los últimos enterramientos hasta ahora 24 años: años de desencuentro y de complicaciones, sobre todo, para las familias de los bebés robados y de las víctimas del Golpe de Estado de 1936 y de la dictadura franquista.

Los datos de los archivos del cementerio de San José, uno de los más completos y cuidados de los camposantos españoles, indican que en los dos siglos de existencia del mismo han sido enterradas 286.000 personas. Todos los que ocupaban los miles de nichos y osarios y de buena parte de los panteones ya han sido trasladados a otros cementerios, principalmente el de Chiclana.

En el año 1787 se aprueba un decreto real por parte de Carlos III que prohibe de forma tajante los enterramientos en zonas urbanas e iglesias, por consiguiente en el año 1800 se comienza a construir fuera de las murallas de Cádiz el cementerio San José, siendo el arquitecto encargado del proyecto Don Torcuato José Benjumeda. Ese mismo año, concretamente en agosto, la capital gaditana sufre una epidemia de fiebre amarilla que precipita la inauguración del cementerio.

En el año 1900 se amplia el recinto por falta de capacidad y en 1947 Cádiz sufre una de sus historias más negras cuando un polvorín con armamento antisubamarino explota en extrañas circunstancias y mata a 152 persona e hiere a más de 5.000. Todos los muertos fueron enterrados en la parte nueva del cementerio, creando una aglomeración importante debido a la cantidad de cadáveres que llegaron en cuestión de horas. El cementerio tuvo varias ampliaciones y reformas desde 1947 hasta 1992 fecha en la que dejaron de enterrarse personas por falta de espacio y comienza de forma puntual el traslado de restos humanos por parte de los familiares al cementerio de Chiclana. En 1997 el ayuntamiento firma un acuerdo con la Mancomunada y con la empresa Cemabasa que se encargaría del cementerio de San José y de agilizar el traslado de los restos óseos a la Mancomunada de Chiclana.

De todas las historias de fantasmas que han pasado por Cadiz, la más curiosa es la leyenda de Don Rosendo, considerado el habitante más antiguo del antiguo cementerio de San José de Cadiz. Según parece, era un antiguo habitante de la ciudad de Cádiz y sobre él hay toda clase de leyendas e historias. La mayoría de los trabajadores del cementerio siempre dicen que la presencia de don Rosendo se ha hecho siempre patente en el cementerio. Multitud de visitantes han visto ha este señor vestido como principio de siglo, paseando por las calles del cementerio. Sin embargo, desde que el cementerio dejo de funcionar y está siendo demolido, su presencia se dejo de sentir, principalmente cuando los restos de don Rosendo se trasladaron al cementerio mancomunado de Chiclana, en la capilla del camposanto frente a otros ilustres gaditanos de la ciudad como; el exalcalde de Cádiz Fermín Salvochea.