Investigada por la Guardia Civil de Cádiz por llevarse a la fuerza del hospital a su marido positivo en coronavirus

La Guardia Civil de Cádiz ha investigado a una mujer por acceder de forma violenta y sin ninguna medida de protección a la zona de aislamiento del Hospital deVillamartín y llevarse a su marido a la fuerza, quien presentaba síntomas por coronavirus.

Tras ser localizada, la mujer permanece en cuarentena en su domicilio, por decisión judicial, a la espera de su evolución médica.

Según ha explicado este domingo la Guardia Civil en una nota, el hombre, de 53 años de edad, ingresó en el Hospital Virgen de la Montañas de Villamartín al presentar una sintomatología compatible con coronavirus.

Tras ser atendido y realizarle el correspondiente test de detección del covid-19, fue trasladado a la zona de aislamiento a la espera del resultado del test, que acabó dando positivo.

Pasadas unas horas, la esposa accedió “de forma violenta” a la zona de aislamiento, insultando y enfrentándose “con malos modos” al personal médico, creando una situación “estresante y violenta”, tanto para el personal facultativo como para los pacientes ingresados.

La mujer desoyó “en todo momento” las indicaciones que le daba el personal médico de que se encontraba en una zona restringida sin ninguna medida de protección y que su contagio “podía ser más queprobable”, detalla la nota.

Tras llevarse a la fuerza a su marido, el responsable del centro comunicó a la Guardia Civil lo sucedido y que el paciente era positivo en coronavirus.

Las patrullas de servicio localizaron a la pareja en el hospital de Ronda, por lo que tras comunicarse entre ambos centros hospitalarios, se optó por devolver al marido al hospital de Villamartín, escoltandola patrulla a la ambulancia que realizó el traslado.

La mujer resultó investigada como presunta autora de un delito de desobediencia y se ha decretado por el Juzgado de Guardia su permanencia en cuarentena en su domicilio a la espera de su evolución médica.